Ejecutivo de First Solar en Chile gana premio internacional de innovación por SSCC desde planta fotovoltaica

Gabriel Ortiz, Asset manager de First Solar, fue seleccionado como el único ganador del premio internacional que entrega anualmente la asociación estadounidense Public Utilities Fortnightly (PUF), en la categoría “Integración de Energías Renovables” debido al trabajo realizado en la empresa para implementar Servicios Complementarios a partir de las operaciones de la central fotovoltaica Luz del Norte, de 141 MW, ubicada en la Región de Atacama.

PUF es una asociación para los interesados en la regulación y política de los servicios públicos de los Estados Unidos de América, donde sus miembros debaten sobre la mejor ruta del sector para alcanzar objetivos de interés público. Fundada en 1928, la asociación se creó para proporcionar una plataforma neutral para que los agentes claves de la industria contribuyan a la conversación sobre asuntos normativos y políticas públicas sin una agenda o sesgo externo.

La asociación elabora cada año un análisis de innovadores en distintas áreas de la industria y seleccionan a los mejores para diversas categorías, lo cuales posteriormente son presentados en el reporte Forthnightly Top Innovators, publicado en noviembre de cada año. En la edición de este se postularon más de 100 innovadores para los Forthnightly Top Innovators, donde Gabriel Ortiz, Asset manager de First Solar fue seleccionado como el único ganador en la categoría Integración de Energías Renovables mediante su implementación de Servicios Complementarios a partir de la central fotovoltaica Luz del Norte en Chile.

Análisis

“El hecho de que esta implementación haya sido reconocida por esta organización de los Estados Unidos de América es una prueba más de la importancia de lo que se ha logrado en Chile”, señala el ejecutivo a ELECTRICIDAD.

A su juicio, la implementación de capacidades de servicios complementarios en otras plantas fotovoltaicas “permitirá a los operadores de los sistemas eléctricos desplazar las centrales termoeléctricas que proveen estos servicios en horario solar minimizando de esta forma la generación térmica y evitando así la emisión de GEI y gases tóxicos. Además, permitirá minimizar la generación hidroeléctrica, ahorrando agua en tiempos de mega sequía”.

En el mediano plazo Ortiz estima que la combinación de estas capacidades de las plantas fotovoltaicas con las capacidades del Sistema de Almacenamiento de Energía en Batería (BESS) “permitirá a los operadores de los sistemas eléctricos proveer energía solar y servicios complementarios al sistema eléctrico “durante y más allá” del horario solar”.

“Esto permitirá a los operadores de los sistemas eléctricos reducir los requisitos de rampa de las centrales eléctricas convencionales y nos permitirá reemplazar la generación térmica convencional por generación renovable a un ritmo más rápido, es decir, esta solución nos permitirá acelerar la transición hacia un sistema eléctrico funcional basado puramente en fuentes renovables”, precisa.

Y agrega: “Lo que hemos encontrado con esta implementación es la llave para acelerar la descarbonización y mejorar el desempeño del sistema eléctrico nacional. La llave se trata de la combinación de electrónica de potencia y controladores inteligentes, con esta combinación podemos construir un sistema eléctrico funcional que sea limpio, más confiable y seguro”.

Motivaciones

Ortiz sostiene que las motivaciones que llevaron a ofrecer Servicios Complementarios desde la planta fotovoltaica respondieron a la necesidad de minimizar la contaminación producida por las centrales térmicas que brindan servicios complementarios, mejorando así la calidad del aire para las comunidades cercanas a las centrales térmicas, así como disminuir la emisión de GEI producida por las centrales térmicas que prestan servicios complementarios, evitando así emisiones que contribuyan al Cambio Climático, y simplificar y mejorar la gestión del sistema eléctrico “mediante el uso de tecnologías más flexibles y confiables como inversores de potencia y controladores de planta inteligentes”.

“Pienso que en Chile y otras partes del mundo es necesario dejar de mirar las tecnologías del pasado, basadas en máquinas rotativas que proveen inercia mecánica al sistema eléctrico, y hay que trabajar activamente en aprovechar las tecnologías del futuro, basadas en electrónica de potencia y datos, las cuales son capaces de entregar los mismos servicios con mayor confiabilidad y mejor desempeño”, advierte.

En su opinión, “hay una tarea pendiente puertas adentro del Coordinador Eléctrico Nacional quienes en su nueva dirigencia se han dedicado a ignorar este hecho y a obstaculizar el desarrollo del mercado de Servicios Complementarios. Mientras el Coordinador pretende construir el futuro mirando al pasado, en Europa a través de Migrate, en Estados Unidos a través de NREL y en otros países están trabajando activamente justo en lo contrario: utilizar al máximo el potencial de las tecnologías renovables variables para proveer energía y garantizar una operación segura de los sistemas eléctricos”.