Desde fines del año pasado se puso en marcha el nuevo comité chileno de la Comisión de Integración Energética Regional (CIER), el cual estará bajo la dirección ejecutiva de Carolina Hernández, quien es la senior manager Energy & Climate Change de EY.

La formación de esta instancia nación en la 54º edición de la Reunión de Altos Ejecutivos de la CIER, realizada en noviembre pasado en Ecuador, donde se congregaron más de 80 gerentes y presidentes de empresas del sector energético, provenientes de más de 15 países de Latinoamérica.

La CIER es una organización sin fines de lucro de carácter internacional y regional, que reúne a más de 241 empresas y organismos del sector energético de sus países, a los cuales a partir de este año se une Chile.

El objetivo del organismo internacional es promover e impulsar la integración del sector energético regional con énfasis en la interconexión y los intercambios comerciales, la cooperación mutua entre sus asociados, la gestión del conocimiento y la promoción de negocios sustentables dentro de Latinoamérica y el Caribe.

Dirección

Carolina Hernández, junto con agradecer la confianza de la CIER, señala que la reintegración de Chile al CIER «no se podría haber materializado sin el apoyo recibido desde diversos gremios, instituciones y empresas nacionales, que mediante cartas de apoyo promovieron la postulación a esta nueva instancia de diálogo y colaboración para el sector energético nacional y su vinculación a nivel Latinoamericano y el Caribe».

Los sectores que apoyaron la creación del comité chileno fueron Empresas Eléctricas A.G.; la Asociación Chilena de Energías Renovables y Almacenamiento (Acera A.G); la Asociación de Empresas de Gas Natural (AGN); la Asociación Nacional de Empresas de Eficiencia Energética (Anesco); la Asociación Gremial de Pequeños y Medianos Generadores, (GPM A.G.), el Colegio de Ingenieros de Chile, la Agencia de Sostenibilidad Energética, además de la la Universidad Diego Portales (UDP), a través de su Centro de Energías, la Pontificia Universidad Católica de Chile, a través de su Escuela Iberoamericana de Regulación Eléctrica UC, y Aariae, ISA InterChile, EY,  EBPChile y Terna.

La ejecutiva sostiene que los  objetivos del comité para este año apuntan a la conformación legal y administrativa, así como invitar a instituciones públicas y privadas del país para trabajar en torno a los cuatro primeros desafíos que nos hemos planteado para el 2020:

  • La generación de una instancia de discusión técnica profunda e integradora de los sectores electricidad y combustibles.
  • Los mecanismos de adaptación y mitigación  al Cambio Climático.
  • La búsqueda de soluciones desde el sector energético con un claro foco social que vayan en línea con  los desafíos del contexto social actual
  • La búsqueda de mayor integración con el resto de  Latinoamérica y el Caribe, que permita desarrollar nuevas  plataformas  de negocios e innovación para las instituciones, empresas y start up del sector energético nacional.