El nuevo procedimiento de conexión de estas tecnologías y los resguardos en las instalaciones fotovoltaicas, fueron los principales temas abordados en el Seminario “Generación Distribuida para el Autoconsumo y Electromovilidad”, del Ministerio de Energía y la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) que reunió a unas 80 personas en La Serena.

En la ocasión, el Seremi de Energía de la Región de Coquimbo, Alvaro Herrera, destacó que “el Gobierno estableció una ruta clara, al promover las energías limpias a gran escala y también la autogeneración. Por eso es importante que los instaladores tengan claro el marco regulatorio y que podamos seguir aprovechando los potenciales de nuestra región, porque la generación domiciliaria llegó para quedarse”.

El objetivo de la jornada fue “promocionar la generación distribuida para el autoconsumo, enfocado en los instaladores eléctricos, quienes son una contraparte importante con las distribuidoras”, indicó Carlos Rojas, profesional de la División de Energías Sostenibles del Ministerio de Energía.

Por su parte, Carlos Herrera, director regional de la SEC, sostuvo que “es muy importante difundir buenas prácticas en el desarrollo de estos proyectos y transparentar cuáles son los problemas que se observan cada vez que se fiscaliza, con el objetivo de velar para que estas instalaciones sean seguras”.

Según las estimaciones del Ministerio de Energía, con la instalación de un sistema renovable (principalmente fotovoltaico) una familia podría ahorrar hasta $300.000 en un año, lo que representa entre un 80 y un 90% de la cuenta mensual de electricidad.

Modificaciones

Según indicó Rojas, la modificación legal permite ahora que las personas, negocios o empresas instalen sistemas de generación de energía renovable hasta por 300 kW (unos 1.000 paneles solares), que el descuento de la facturación no impacte sólo al ítem consumo de energía, sino que a todos los cargos de la boleta, que se autorice la propiedad conjunta entre clientes para lograr descuentos en los cobros. También se considera que si se registran excedentes el propietario los pueda recibir en un pago o descontarse al final del año.