Nieves Roqueñí presenta la jornada El registro de huella de carbono del Principado de Asturias: una herramienta para la descarbonización de las empresas

La viceconsejera de Medio Ambiente y Cambio Climático, Nieves Roqueñí, ha presentado la jornada El registro de huella de carbono del Principado de Asturias: una herramienta para la descarbonización de las empresas, organizada por la Cámara de Comercio de Oviedo y el Gobierno del Principado

Durante el acto, en el que han participado más de 100 personas, la viceconsejera ha afirmado que “los riesgos climáticos ya forman parte del día a día de muchas organizaciones. Están presentes en empresas, bancos y gobiernos y en sus decisiones de invertir o de apoyar proyectos de futuro”. En ese sentido, “la apuesta por la reducción de emisiones compensa. Es un buen negocio, la mejor motivación que tienen las empresas para tomar decisiones”, ha subrayado.

La inscripción en el registro autonómico de huella de carbono creado el año pasado implica la obtención de un sello que acredita que la empresa ha calculado su huella de carbono y, por lo tanto, tomará medidas y se planteará objetivos para reducirla. En clave regional, Roqueñí ha destacado  la ventaja que supone disponer de un registro propio para poder realizar las gestiones con una mayor cercanía. Asimismo, ha resaltado el potencial de sumidero que tienen las áreas forestales y rurales asturianas, concebido con un fondo de carbono regional para compensar las emisiones.

La viceconsejera ha advertido que el cálculo de la huella de carbono y la inscripción en el registro, mayormente voluntaria, es ya de obligado cumplimiento para algunas empresas de un determinado tamaño y estructura, tal como recoge la Ley de Cambio Climático y Transición Ecológica aprobada en 2021. También ha mencionado la voluntad del Gobierno del Principado de ser una administración ejemplar en materia de sostenibilidad, motivo por el que el borrador de la Ley de Calidad Ambiental, que se encuentra en debate parlamentario, introduce los presupuestos climáticos, la obligación de calcular la huella de carbono para la propia administración autonómica y el impulso de la economía circular.

La viceconsejera ha animado a las empresas a calcular su huella y adoptar compromisos de reducción, por diferentes razones: por un lado, «porque este reconocimiento va a ser relevante en licitaciones de la administración pública, ya que se pretende incorporar criterios medioambientales en la contratación pública, aprovechando su capacidad tractora” y, por otro lado, porque “estas certificaciones en temas medioambientales aportan a las empresas ventajas competitivas como valor de marca, diferenciación, confianza, independencia e integridad”.

Finalmente, la viceconsejera ha ofrecido a los participantes la posibilidad de realizar un taller práctico para el cálculo de la huella de carbono y recibir un asesoramiento personalizado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies