Edificios que suministran energía a la red, claves para una menor dependencia energética

Nos encontramos en un momento en el que las tensiones geopolíticas están teniendo un gran impacto en los mercados energéticos de todo el mundo, a la vez que muchos países están pasando de los combustibles fósiles a otras fuentes de energía menos intensivas en carbono en línea con el Acuerdo de París. 

De acuerdo al informe de McKinsey Climate risk and the opportunity for Real Estate, el sector inmobiliario genera aproximadamente el 39% del total de las emisiones mundiales. De ellas, un 11% se producen durante la fabricación de los materiales empleados, mientras que el resto se emite desde los propios edificios y a causa de la generación de la energía que necesitan.

Eaton, líder en gestión de energía, presenta su enfoque “Buildings as a Grid” que, en esencia, consiste en que los edificios comerciales actúen como hubs de energía, cubriendo sus propias necesidades energéticas, al tiempo que dan apoyo a las de las ciudades que se encuentren en las mismas redes, avanzando hacia la descentralización de la industria energética.

En los próximos años veremos una tendencia a la descentralización energética, que supondrá una mayor implicación del usuario en la generación y gestión de la energía. La gran diferencia con respecto al pasado es que será una energía baja en carbono, mayoritariamente procedente de fuentes renovables. Al tratarse de un recurso volátil, su gestión se vuelve fundamental y, tanto el usuario como la red, necesitarán de flexibilidad. En este contexto, los edificios desempeñarán un papel fundamenal en la gestión energética de una comunidad o barrio, además de producir energía para el consumo propio, ésta se podrá almacenarla y devolverla a la red”, explica José Antonio Afonso, responsable del segmento Commercial Building de Eaton Iberia.

Acoplamiento de sectores: acelerar la transición hacia energías bajas en carbono

El enfoque “Buildings as a Grid” se basa en el concepto conocido como acoplamiento de sectores o sector coupling, que busca un uso más eficiente de la energía, especialmente de la renovable, acoplando el consumo a la producción. En un edificio comercial este enfoque requeriría la combinación de un sistema de almacenamiento de energía con la generación in situ y de los servicios de recarga de vehículos eléctricos.

“Con este enfoque estaríamos avanzando hacia la descarbonización de forma notable, ya que se consume menos energía de red y se utiliza más energía con cero emisiones de carbono procedente de la generación in situ, lo que supone además una mayor resiliencia ante la escasez de energía y la fluctuación de los precios”, afirma José Antonio Afonso.

Este camino marcado por «Buildings as a Grid» permite transformar un edificio en un centro de energía siguiendo los requisitos de edificación del nuevo paradigma energético, gestionar mejor la infraestructura eléctrica existente y prepararle para las futuras necesidades energéticas.  En definitiva, un enfoque pensado para desarrollar sistemas energéticos flexibles, acelerar la descarbonización, reducir los costes energéticos y crear nuevas fuentes de ingresos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies