El programa de start-ups de Iberdrola cumple 15 años con una inversión de 175 millones

Iberdrola cumple 15 años de innovación en el sector energético de la mano de su programa de start-ups, PERSEO. Este ha contribuido a que la eléctrica ponga en marcha soluciones innovadoras para potenciar las energías renovables, la descarbonización y la electrificación de la economía, la digitalización de las redes, el fomento del almacenamiento eficiente y el cuidado del medio ambiente. La iniciativa, con nueve empresas actualmente en cartera, ha creado en estos años un ecosistema global de empresas emergentes con una inversión de 175 millones de euros. 

PERSEO se fundó con el objetivo de identificar tendencias clave para el futuro de Iberdrola, proporcionar el acceso a tecnologías y modelos de negocio disruptivos, fomentar una cultura innovadora y apoyar a sectores industriales con alto potencial de crecimiento. Su impulsor fue José Sainz Armada, director de Finanzas, Control y Desarrollo Corporativo (CFO) del grupo Iberdrola. Su objetivo fue proporcionar un paraguas común para las aportaciones innovadoras que llegaban a la eléctrica. 

De los 175 millones, la plataforma destina 135 millones de euros a invertir en empresas emergentes y otros 40 millones para crear y desarrollar negocios con alta componente industrial que den soporte a la electrificación, la descarbonización y la sostenibilidad del sector energético.

Uno de los grandes objetivos del programa, liderado por Diego Díaz Pilas, es atender a las demandas de los clientes para que estos cuenten con productos distintos a los habituales. PERSEO analiza más de 900 empresas cada año que proponen nuevas formas de hacer en el sector energético. Gracias a su modelo abierto y colaborativo, y a la promoción de retos dirigidos a las empresas en desarrollo para innovar en el sector energético –más de 10 al año–, PERSEO ha ejecutado más de 25 proyectos piloto cada ejercicio

En el ecosistema del programa se hallan más de 7.500 start-ups, entre ellas unicornios –empresas valoradas en más de 1.000 millones de dólares–, como el fabricante de soluciones de recarga para vehículos eléctricos Wallbox y Stem, que ofrece soluciones de almacenamiento inteligente en baterías. 

Los proyectos piloto permiten a las start-ups acceder a grandes volúmenes de datos y activos energéticos reales, gracias a que prueban sus tecnologías en un entorno real y, al mismo tiempo, ofrece inversión a las start-ups con mayor potencial de crecimiento. Estas dos fórmulas permiten conocer el mercado y acceder a tecnologías clave de primera mano. 

La primera inversión de PERSEO se cerró en 2009, en 2013 desembarcó en una compañía de Silicon Valley, en 2016 se creó el programa de retos y programas piloto, y en 2020 lanzó Perseo Venture Builder para crear desde cero negocios de soporte a la electrificación y la sostenibilidad del sector energético. Se concentra en áreas como el reciclaje y la economía circular y en sectores de difícil descarbonización, como la producción de calor industrial y el transporte pesado. 

PERSEO es uno de los motores de Iberdrola en innovación, y se complementa con otras iniciativas que llevaron a la compañía a invertir 337,5 millones de euros solo el año pasado. En total, el grupo ha destinado más de 2.000 millones de euros a la innovación, la investigación y el desarrollo en los últimos 10 años y se ha convertido en la utility privada que más invierte en innovación de todo el mundo.

Agustín Delgado Martín, director de Innovación de Iberdrola, explica que PERSEO “está concebida como una herramienta más para ayudarnos a entender el futuro del sector energético.” “En Iberdrola siempre hemos tenido proyectos de I+D+i [investigación, desarrollo e innovación], normalmente exitosos, pero que estaban muy centrados en lo que nosotros ya sabíamos hacer. Con PERSEO, lo que intentamos hacer es entender las dinámicas de estas nuevas compañías que ayudan a entender nuevos modelos de negocio, cómo se integran nuevas tecnologías en nuestro sector”, añade.

El hito de Andromeda 

El último gran hito de la historia de PERSEO data del pasado mayo, cuando entró en Andromeda, el primer gran fondo tecnológico de venture capital con objetivos concretos en sostenibilidad en línea con el artículo 9 del Reglamento de la Unión Europea, contando con claros y medibles criterios ambientales, de sostenibilidad y gobernanza (ESG por sus siglas en inglés). 

El fondo, que aspira a tener un tamaño de 300 millones de euros, ha nacido, además de con Iberdrola, con la participación pública a través del Fondo ICO Next Tech, con la de Nortia Capital y con la Seaya Ventures, que se encarga de su gestión.  

El proyecto de Andromeda se enmarca en el impulso de la colaboración público-privada en proyectos digitales innovadores de tecnologías de alto impacto y el desarrollo de start-upsque generan empleo de calidad, que contempla el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies