Informe de analistas de Welzia Management sobre los resultados semestrales de compañías energéticas españolas

Tras una semana intensa en el panorama de presentación de resultados empresariales del IBEX 35, y con la proposición de ley del nuevo impuesto a las energéticas, ponemos nuestro foco en los resultados presentados por las compañías cotizadas afectadas (eléctricas, gasistas y petroleras): Iberdrola, Endesa, Repsol y Acciona Energía.

Por orden cronológico, la primera en presentar fue Endesa, el pasado 18 de julio. Sus resultados mostraron un incremento del EBITDA del 16% si comparamos este semestre de 2022 con el mismo de 2021; aunque este incremento se debe a la venta de Endesa X Way. Si tomamos datos comparables, que también ha ofrecido la compañía, la compañía ha reportado crecimientos de EBITDA más modestos, cercanos al 4%. Han sido unos números en línea con el consenso, y además han reiterado las guías para este 2022, con lo que creemos que tampoco se están aprovechando especialmente de las subidas del precio de la electricidad en el actual contexto.

En el caso de Iberdrola los resultados publicados sí que han sido mejores de lo estimado, con un EBITDA creciendo a ritmos del 33% año contra año, el doble de lo esperado por los analistas. El beneficio después de impuestos sorprende en todas las áreas geográficas, salvo en España, donde cae un 26%. Como en el caso de Endesa, reitera las guías para el año, demostrando que están pudiendo soportar bien las alzas de costes; aunque gracias a áreas como Estados Unidos o Brasil, y no tanto en nuestro país.

La productora de electricidad a través de energías renovables Acciona Energía ha publicado esta semana, con unos crecimientos en EBITDA espectaculares, del 80% año contra año. No olvidemos que esta compañía está en plena expansión, con lo que los datos de crecimiento no son comparables a las de las anteriores empresas, mucho más maduras y con beneficios más previsibles. Lo más relevante es que han tenido que reducir sus expectativas de instalación de capacidad de generación eléctrica, por los cuellos de botella en los suministros de placas fotovoltaicas en Estados Unidos, pero siguen confirmando el plan estratégico, pretenden llegar a instalar 9.400 MW hasta 2025; de los que llevarán 2.000 a finales de este año.

La última energética en publicar ha sido Repsol, aunque días atrás ya había dado una actualización de sus cifras en el trimestre. Estas han sido muy buenas, ya que ha coincidido un precio del petróleo alto (bueno para su parte de exploración) con unos márgenes de refino en máximos históricos por la escasez de inventarios de gasolina, lo que beneficia a su negocio de distribución de combustible. Los crecimientos año contra año son espectaculares, con un beneficio por acción multiplicando por 4 en el último año, pero no debemos de olvidar que los precios del combustible durante 2020 y parte de 2021 fueron anormalmente bajos, con el barril de Brent cotizando por debajo de 60 USD el barril.

En conclusión, los resultados de las compañías españolas de este sector han sido mejores de lo esperado, tanto en términos de ingresos como de beneficios, aunque nada fuera de lo ordinario en la situación actual. El impacto del impuesto a este tipo de compañías, recientemente presentado al Congreso de los Diputados, ya estaría descontado tras las caídas posteriores a su anuncio, pero añade, además, incertidumbre regulatoria a este tipo de acciones. Por ello, desde Welzia Management preferimos tomar posición directa en el sector a través de valores europeos, como es el caso de Shell o TotalEnergies. 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies