Los auditores de la UE advierten de la posibilidad de que REPowerEU no cumpla las expectativas

REPowerEU, el plan de la UE para reducir rápidamente la dependencia de los combustibles fósiles procedentes de Rusia, diversificar el suministro de energía en la UE y acelerar la transición ecológica, puede enfrentarse a importantes dificultades prácticas, según advierte el Tribunal de Cuentas Europeo en un dictamen publicado hoy. En particular, el éxito de REPowerEU dependerá de la adopción de medidas complementarias en todos los niveles, y de que se consiga financiación por valor de aproximadamente 200 000 millones de euros.

Tras la invasión rusa de Ucrania, el Consejo Europeo decidió que la UE debía eliminar completamente, de manera progresiva, su dependencia de las importaciones de gas, petróleo y carbón procedentes de Rusia lo antes posible. Por consiguiente, la Comisión Europea presentó el plan REPowerEU, cuyo objetivo es aumentar la resiliencia del sistema energético de la UE mediante la reducción de su dependencia de los combustibles fósiles y la diversificación del suministro de energía en el ámbito de la UE. Este objetivo se aplicará mediante el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia: en los capítulos dedicados a REPowerEU de los planes nacionales de recuperación y resiliencia se incluirán medidas de apoyo al objetivo.

«La invasión rusa de Ucrania ha puesto de manifiesto nuestra dependencia de las importaciones de gas, petróleo y carbón, por lo que era esencial que la UE reaccionara y respondiera rápidamente a las crecientes inquietudes relativas a la seguridad energética» afirma Ivana Maletić, Miembro del Tribunal responsable del dictamen. «Sin embargo, consideramos que, posiblemente, REPowerEU, con su configuración actual, no lograría identificar y aplicar rápidamente proyectos estratégicos de la UE que tuvieran un impacto inmediato y máximo en la seguridad y la independencia energética de la UE».

Aunque la propuesta presenta una visión global del contexto y de los principales desafíos, los auditores señalan una serie de incoherencias en el diseño de REPowerEU. Si bien el objetivo de REPowerEU se centra en el conjunto de la UE, el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia se aplica mediante medidas propuestas por los Estados miembros. Esto supone un riesgo para abordar estratégicamente futuros desafíos, y puede dar lugar a que proyectos de importancia estratégica para la UE en su conjunto no se financien a través de REPowerEU, afirman los auditores.

La Comisión estimó que las inversiones adicionales destinadas a REPowerEU –y, más concretamente, a eliminar paulatinamente las importaciones de combustible fósil procedentes de Rusia antes de 2027– ascenderían a 210 000 millones de euros. Sin embargo, la financiación adicional total puesta a disposición asciende únicamente a 20 000 millones de euros. Las restantes fuentes de financiación no están bajo el control de la Comisión y dependen de la voluntad de los Estados miembros de gastar los préstamos restantes del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia o de transferir fondos de otras políticas de la UE, en particular de cohesión y desarrollo rural. Por consiguiente, los auditores de la UE advierten de que el importe total de la financiación realmente disponible puede ser insuficiente para cubrir las necesidades de inversión estimadas.

Según los auditores, la distribución prevista de fondos para los Estados miembros también plantea problemas. Dado que los fondos se distribuirían en proporciones basadas en las utilizadas inicialmente para el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, no reflejarían los desafíos y objetivos actuales de REPowerEU ni las necesidades específicas de los Estados miembros. Al no haberse fijado un plazo específico para presentar los capítulos REPowerEU, es menos probable que se identifiquen y promuevan los proyectos transfronterizos. La falta de un análisis comparativo limita la visión estratégica para discernir qué proyectos tienen mayor potencial para contribuir a la seguridad e independencia energéticas de la UE.

En su dictamen, los auditores señalan algunas otras insuficiencias que afectan a REPowerEU, entre otras, las relativas a la información, el seguimiento y las evaluaciones, así como a la presentación y la evaluación de los capítulos REPowerEU.

Información de referencia

El 18 de mayo de 2022, la Comisión Europea presentó el plan REPowerEU, una hoja de ruta para lograr un sistema energético más resiliente y una verdadera Unión de la Energía mediante la eliminación de la dependencia de los combustibles fósiles, la diversificación del suministro de energía en el ámbito de la UE, y la aceleración de la transición ecológica. Las medidas del plan REPowerEU están enfocadas en lograr estos propósitos mediante el ahorro de energía, la diversificación del suministro energético, la implantación acelerada de fuentes de energía renovables para sustituir los combustibles fósiles en los hogares, las empresas y la generación de electricidad, y la producción de energía limpia.

El dictamen que se publica hoy tiene por objeto ofrecer una evaluación del diseño global de REPowerEU, de la idoneidad de las modificaciones propuestas y del riesgo potencial en cuanto a su aplicación.

El Dictamen 04/2022 puede consultarse en el sitio web del Tribunal de Cuentas Europeo en inglés; las restantes lenguas de la UE estarán disponibles en breve.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies