Agricultura ecológica, una formación para personas con discapacidad intelectual puesta en marcha por FUNDACIÓN JUAN XXIII y la Comunidad de Madrid

FUNDACIÓN JUAN XXIII, gracias a la financiación de la Comunidad de Madrid, ha puesto en marcha durante este curso un proyecto formativo especializado en agricultura ecológica y dirigido a personas con discapacidad intelectual.

A lo largo del desarrollo del curso, el alumnado ha tenido la oportunidad de conocer las características y beneficios de la agricultura ecológica, emplear los principales sistemas para la plantación de una finca ecológica o aprender a profundizar en técnicas de jardinería y agricultura, así como las operaciones de mantenimiento adecuadas, entre otras. Además, se les ha proporcionado la realización de salidas a huertos y viveros donde han aplicado todos los conocimientos adquiridos. La última fue a un vivero en Alcalá de Henares, en el que se han realizado labores de producción de plantas, mantenimiento de instalaciones y plantación de especies hortícolas. 

Una vez ha finalizado el curso, estas personas se han incorporado al mercado laboral gracias a los diferentes proyectos de Agricultura Ecológica que gestiona la Fundación, por lo que van a poder poner en práctica todos los conocimientos adquiridos. En total, han sido 9 personas las que han encontrado trabajo tras realizar el curso en la línea de Soluciones Verdes Urbanas de FUNDACIÓN JUAN XXIII

Concretamente, en estos centros están realizando obras de restauración de jardines, mantenimiento de zonas ajardinadas y producción de planta de huerto en las jardineras, en las que los trabajadores ejecutan funciones de limpieza, control de malas hierbas, preparación del terreno, riego, poda o recolección, entre otras muchas. Aparte, hay otras tres personas que han encontrado empleo en otras áreas profesionales.

Estos proyectos formativos significan un gran paso en la inclusión de personas con discapacidad intelectual. Pues, se les facilita el acceso al mundo laboral con puestos de trabajo dignos que les permiten desarrollar sus capacidades y mejorar su futuro y calidad de vida.

En palabras de Mamen Gómez, Gerente del Centro de Formación de FUNDACIÓN JUAN XXIII: “Después de la crisis generada por la pandemia, resulta fundamental continuar apostando por la formación de las personas en situación de vulnerabilidad psicosocial, prestando especial atención a las personas con discapacidad intelectual y enfermedad mental, permitiendo su especialización y acceso al mercado laboral. Esta especialidad formativa ha permitido retomar nuestros índices de inserciones laborales lo que nos motiva a seguir apostando por la formación como herramienta fundamental para alcanzar nuestros objetivos”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies