Iberdrola busca empresas innovadoras para la detección temprana de incendios en zonas protegidas

Iberdrola da un paso más por el cuidado por el medioambiente. La compañía energética, a través de su Programa de start-ups PERSEO, y en colaboración con el Global Smart Grids Innovation Hub, busca soluciones que permitan la detección temprana de incendios en zonas protegidas cercanas a las líneas eléctricas¸ con el objetivo de reducir el impacto medioambiental y minimizar la repercusión en la continuidad del suministro a los clientes.

Ante la detección del fuego, desde el Centro de Operación de Distribución de Iberdrola, se podría informar de forma temprana a las autoridades y los Cuerpos de Bomberos, así como iniciar acciones preventivas para minimizar la afección a clientes y desconectar las líneas de la zona para evitar daños mayores. De esta manera, se busca también apoyar a los organismos medioambientales con información crítica que permita identificar el origen del fuego. 

El reto valorará la incorporación de aquellas tecnologías relacionadas con infrarrojos térmicos, Internet de las Cosas (IoT), Inteligencia Artificial, Computer Vision e imágenes satelitales en tiempo real, entre otras.

Además, se considerará la capacidad de identificar el incendio a larga distancia, la madurez, fiabilidad y escalabilidad de la solución, bien sea hardware o software, la simplicidad de instalación y mantenimiento, la integración con los sistemas de monitorización actuales, la aplicación en otros activos energéticos como subestaciones, centros de transformación y parques eólicos y el impacto positivo en alguna de las zonas de Transición Justa, como Lada y Velilla del Río Carrión. 

Firme compromiso con la protección y conservación de los espacios naturales

Iberdrola cuenta con más de 1,1 millones de kilómetros de líneas eléctricas de transmisión y distribución repartidas en Estados Unidos, Brasil, Reino Unido y España. Esta red se compone de más de 4.400 subestaciones de alta a media tensión y más de 1,5 millones de transformadores de distribución de media a baja tensión, construidos y operados para suministrar un servicio de alta calidad y fiabilidad a un total de 31 millones de puntos de suministro eléctrico.

Las áreas donde Iberdrola desarrolla sus actividades sirven de hábitats para una variedad de flora y fauna silvestres que, en algunos casos, están incluso bajo algún tipo de protección (Reservas de la biosfera, Red Natura 2000, Parque Natural, etc.). 

Sólo en España, las líneas eléctricas atraviesan 19.314 kilómetros de zonas protegidas y hay 144 subestaciones, 8.793 centros de transformación, 31 embalses y 14 parques eólicos en este tipo de localizaciones. 

El compromiso de Iberdrola con la protección y conservación de los espacios naturales se desarrolla siguiendo su Política de Biodiversidad, a través de su gestión ambiental, planes de acción y monitorización de hábitats restaurados y compensados siguiendo el principio de conservación positiva.

Entre otras actividades, Iberdrola lucha de forma activa a través del Programa de Árboles, que plantará más de 20 millones de árboles a 2030, y trabaja de forma preventiva en aquellas instalaciones y activos con riesgo de sufrir incidencias por puntas de demanda o afecciones meteorológicas.

Más de 10 años innovando con ‘start ups’

Desde su creación en 2008, PERSEO ha invertido 85 millones de euros en start-ups que desarrollan tecnologías y modelos de negocio innovadores, poniendo el foco en aquellos que permitan mejorar la sostenibilidad del sector energético mediante una mayor electrificación y descarbonización de la economía.

El programa ha orientado sus actuaciones al análisis de oportunidades de negocio y a la colaboración tecnológica con start-ups y compañías emergentes en el mundo, analizando 300 empresas cada año y creando un ecosistema de casi 7.000 compañías emprendedoras. En la actualidad, este instrumento inversor mantiene una cartera de ocho empresas.

A través de PERSEO, Iberdrola realiza más de 25 pruebas reales al año de tecnologías, que sirven como primer paso para establecer una relación comercial o de partnership con las start-ups. Además, en los dos últimos años el grupo ha lanzado un total de catorce challenges o retos en los que han participado 700 start-ups.

Más allá de la aportación financiera, el apoyo de PERSEO a estas compañías ha sido clave en la definición de su producto y de su negocio, al ofrecerles su conocimiento y acceso al mercado de Iberdrola. Por otro lado, el trabajo desarrollado con las start-ups ha servido a nuestra compañía como antena tecnológica para conocer hacia dónde se dirige nuestro sector.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies