Los empresarios de l’Alcoià apuestan por el autoconsumo y dan un paso más en ahorro y sostenibilidad con la incorporación de baterías

El almacenamiento energético -baterías- se perfila como una de las opciones más eficientes para la industria como vía para lograr amortiguar la actual situación de subida constante del precio de la luz. El autoconsumo fotovoltaico, medida por la que ya apuestan multitud de empresas de la provincia, va dando más pasos al frente, y de la mano de la nueva estrategia estatal de almacenamiento está consiguiendo que más compañías apuesten por estas tecnologías para aumentar el ahorro y depender cada vez menos de la energía de la red.

Así se ha expuesto hoy ante una treintena de empresarios que se han reunido en el salón de actos del IBIAE en la jornada ‘Almacenamiento energético y ahorro’ impulsada por la empresa Cubierta Solar y el IBIAE y que ha contado con el apoyo de la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo.

Los asistentes han podido contar con la experiencia de diferentes empresarios de la Comunidad Valenciana que, a través de un video testimonial, “Razones para confiar en el sol”, relatan las ventajas que ha supuesto para sus compañías la instalación de un sistema de autoconsumo fotovoltaico como es el ahorro, la linealización del precio de la energía, la monitorización en tiempo real de la producción, así como los beneficios medioambientales.

Pedro Prieto, presidente del IBIAE, ha recalcado que “la industria de la comarca ha apostado por el autoconsumo desde hace tiempo y que gracias a las subvenciones es ahora una oportunidad para instalar baterías que permitan aprovechar la energía no consumida”. Prieto ha hablado de industrias de gran consumo energético, como la plástica, en la que la fotovoltaica no puede cubrir el consumo y que gracias a las baterías podrían aprovechar más la energía limpia.

A estas instalaciones se suma ahora la tecnología de almacenamiento, una tecnología innovadora y que se está implantando poco a poco, sobre todo gracias a las ayudas puestas en marcha por organismos como el IVACE. “El almacenamiento industrial es el siguiente paso a la instalación de placas fotovoltaicas, sobre todo en un momento como el actual en el que la factura eléctrica está más cara que nunca y no deja de fluctuar, sin permitir una buena planificación del gasto”, ha comentado Luis Navarro Buciega, gerente de Cubierta Solar.

En la jornada se ha expuesto un caso de éxito con baterías. Una combinación de paneles con sistemas de almacenamiento de alta capacidad, que hace posible reducir a cero el consumo de red en las horas clave de trabajo. Las baterías permiten elevar al máximo la eficiencia de los consumos, sorteando los periodos en los que la electricidad es más cara (P1) y logrando así un impacto notable en la factura de la luz.