El perfil del comprador de paneles solares: hombre de 46 años que vive cerca de grandes ciudades

 Otovo, la compañía noruega especializada en instalaciones para el autoconsumo fotovoltaico residencial, ha realizado un estudio sobre el perfil del usuario de paneles solares, del que se desprende que el autoconsumidor tipo es un hombre de 46 años que vive cerca de grandes ciudades.

Este análisis revela que, pese a que muchas de las decisiones de compra del hogar recaen sobre la mujer (las mujeres deciden cerca del 70% de las compras en el mundo*), en el caso de la energía solar ocurre al contrario: el 82% de los compradores de paneles solares son hombres, mientras que solamente el 18% son mujeres.

Las principales razones por las que estos deciden dar el paso hacia el autoconsumo son tres: el ahorro económico (44,6%), la independencia energética (29,7%) y la lucha contra el cambio climático (20,3%).

Por edades, la media del comprador de paneles es de 46 años, pero la edad media a la que el consumidor empieza a interesarse en invertir en energía solar ronda los 25 años. En el otro extremo, un 15% de los usuarios de paneles solares supera ya los 60 años, algunos de estos se sitúan incluso por encima de los 80 años.

Por ubicación, se observa que los autoconsumidores tienden a residir alrededor de tres grandes ciudades: Madrid, Barcelona y Valencia. En estas tres ciudades, el plazo de amortización de una instalación solar puede ser inferior a 7-8 años.

Otros datos que se desprenden de este estudio son que la factura eléctrica media del cliente que opta por el autoconsumo suele estar en torno a los 100 euros, mientras que el ahorro anual conseguido gracias a los paneles ronda los 600 euros, y que este vive en una casa unifamiliar de dos plantas y tejado de teja inclinado.

En cuanto a la instalación media más demanda, suele tener una potencia instalada de 3.8 kWp. Este tipo de instalaciones suelen comprarse directamente mientras que, para otros proyectos solares mayores que la media, el alquiler de la instalación es la opción preferida.

* Según un estudio de Boston Consulting Group y Harvard Business Review