El papel de la automatización de viviendas y edificios en el Green Deal europeo

La Unión Europea está trabajando en el desarrollo y la implementación de lo que se conoce como Green Deal o Pacto Verde, un ambicioso plan que pretende movilizar miles de millones de euros entre los países de la unión para poder hacer frente de forma conjunta a los grandes retos económicos y medioambientales. Los grandes objetivos de este pacto son reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en al menos un 55% para 2033 (en comparación con los niveles de 1990) y a cero para 2050. Esto convertiría a Europa en el primer continente con neutralidad climática, lo que no significa que no se pueda seguir emitiendo gases: por ejemplo, aquel que emita una tonelada de CO2, deberá eliminar de la atmósfera la misma cantidad. Para lograr este objetivo, se invertirán unos 1,8 billones de euros hasta 2027.

La gestión inteligente de la energía 

En el Pacto Verde europeo se incluye una amplia gama de medidas que pueden agruparse en un total de ocho categorías principales: clima, energía, agricultura, industria, medio ambiente y océanos, transporte, finanzas y desarrollo regional, investigación e innovación. En el ámbito de la «energía», la atención se centra, entre otras cosas, en mejorar el «rendimiento energético de nuestros edificios». Según explican desde Loxone, firma especializada en la automatización de viviendas y edificios, este aspecto es especialmente importante porque más del 75% de las emisiones de efecto invernadero de la UE se deben a la producción y el consumo de energía, y los edificios representan alrededor del 40% del consumo energético. “En este contexto, la automatización contribuye a aumentar la eficiencia energética de cualquier tipo de edificio y a ahorrar energía”.

Todo ello conduce a una gestión inteligente de la energía donde el objetivo principal es aumentar el autoconsumo. En este terreno es vital contar con sistemas abiertos que permitan integrar múltiples dispositivos, tecnologías y funcionalidades que ofrezcan a los edificios una gran autonomía para gestionar los recursos energéticos.

Imagen que contiene panel solar, objeto

Descripción generada automáticamente
Una sala de estar

Descripción generada automáticamente con confianza media
Interfaz de usuario gráfica, Aplicación

Descripción generada automáticamente

Integración del sistema fotovoltaico
Las energías renovables son un instrumento central del Green Deal. Al integrar el sistema fotovoltaico en la automatización de la vivienda y el edificio, se convierte en el componente más importante de la gestión eficiente de la energía. En Loxone lo hacen con su Miniserver, que distribuye la energía en función de la producción, demanda y priorización. 

Integración de sistemas de almacenamiento de energía
Las baterías y similares almacenan la energía solar sobrante en lugar de inyectarla en la red. Además del autoconsumo, esto también aumenta la independencia de la red eléctrica pública.

Integración de la calefacción & co.
Las bombas de calor, las calderas de agua caliente y otros elementos similares pueden utilizarse como acumuladores térmicos, preparando agua caliente precisamente cuando hay un excedente de energía solar.

Integración del e-car
El Green Deal también se centra en la «estrategia de movilidad sostenible e inteligente». Si es posible, un e-car debería cargarse con energía solar. 

Integración de cualquier consumidor
Cualquier consumidor que disponga de una interfaz adecuada puede integrarse en el sistema. Incluso los dispositivos más «tontos» que no tienen interfaz, como el cargador de batería de una e-bike, pueden integrarse a través de una toma de corriente conmutada.

Consideración de las previsiones meteorológicas
A la hora de distribuir la energía solar, no solo hay que tener en cuenta la producción, la demanda y la priorización, sino que el sistema también puede mirar hacia el futuro. Por ejemplo, esperar a cargar el coche eléctrico si en ese momento está lloviendo, pero se pronostica sol en una hora.

Diagrama

Descripción generada automáticamente

Seguimiento y estadísticas completas
La producción, el consumo de la red, el almacenamiento en baterías y mucho más. En la app de Loxone se visualizan todos los datos relevantes del sistema de gestión inteligente de la energía y se pueden consultar en cualquier momento y desde cualquier lugar.Las estadísticas individuales y detalladas proporcionan información útil y permiten descubrir un mayor potencial de ahorro energético, aumentar aún más la eficiencia energética y alcanzar así los objetivos del Green Deal.

“La gestión inteligente de la energía puede contribuir significativamente a aumentar la eficiencia energética global de los edificios en correspondencia con el Green Deal. Sin embargo, es aún mejor no necesitar energía en primer lugar”, concluyen desde Loxone.