Blacksalt se adjudica el mayor precio en la última subasta de renovables

Blacksalt se adjudica el mayor precio en la última subasta de renovables

Blacksalt Asset Management se ha adjudicado el mayor precio en la última subasta de energías renovables celebrada el pasado martes 19. El hito que todo ofertante desea lograr cuando se presenta a una subasta de estas características. En concreto ha resultado adjudicataria en el segmento reservado a las instalaciones solares de generación distribuida, reservado a instalaciones fotovoltaicas de potencia igual o inferior a 5 MW, con carácter local.

Blacksalt se diferencia de otros inversores precisamente por su especial énfasis en la generación distribuida, un segmento en crecimiento, que abarca tanto plantas conectadas a la red eléctrica, cercanas a núcleos de consumo, como instalaciones sobre cubierta para clientes industriales de gran consumo eléctrico. Ambos son considerados pilares del modelo energético descentralizado que defienden para la transición energética.

La firma viene desarrollando este tipo de proyectos, generalmente respaldado por contratos de compraventa de energía a largo plazo (PPAs) y otros instrumentos que eliminan la exposición a la volatilidad de los precios en el mercado eléctrico. La subasta del Régimen Económico de Energía Renovables (REER) encaja perfectamente con su objetivo de generar ingresos estables y recurrentes, óptimas condiciones de financiación bancaria, atractiva rentabilidad y riesgos muy controlados.

El éxito en la subasta se cimenta en el gran conocimiento del mercado energético y la tecnología solar fotovoltaica que tiene su equipo gestor. Entre los socios de la firma, se encuentra Ricardo Arias, exdirectivo de Brookfield, uno de los mayores gestores de fondos de infraestructuras y renovables del mundo, que en España ha invertido en empresas renovables de referencia como Saeta Yield y X-Elio. También destaca Jose Luis Galindo, socio fundador del Grupo Enertis, firma global de consultoría, ingeniería y certificación de calidad, especializada en el sector solar fotovoltaico, con presencia en los 5 continentes y experiencia en 65 países, que recientemente fue adquirida por el Grupo Applus.

El proyecto adjudicado en la subasta debe cumplir con requisitos de proximidad a un núcleo de población de cierto tamaño, o la participación ciudadana en las instalaciones. Este proyecto ha resultado adjudicatario con el mayor precio para la venta de energía que se ha subastado hasta la fecha, incluyendo todas las tecnologías -tanto eólica como solar- y todos los segmentos -tanto de carácter general como de generación distribuida-, con un valor de 36,88 €/MWh, que representa más del 20% por encima del precio medio ponderado de adjudicación de esta última subasta, que fue de 30,56 €/MWh.

En palabras de Ricardo Arias, Managing Partner de Blacksalt, “esta adjudicación respalda nuestra estrategia y tesis de inversión rentable, eficiente y diferencial, en un segmento en pleno auge, con grandes expectativas de futuro. Estamos desarrollando una cartera de proyectos singulares con muy buenos retornos esperados, en un nicho con menor presión competitiva, al tiempo que contribuimos a mejorar los costes energéticos de muchas empresas, y a la transición hacia un nuevo modelo energético, cada vez más necesario en el mercado eléctrico español.”