Nuevo escenario laboral: Más flexibilidad, teletrabajo y modelos de trabajo híbridos

Con la pandemia, muchas empresas se han visto obligadas a adaptar y reinventar sus modelos de negocio. Y es que el futuro del trabajo representa un desafío para las organizaciones de hoy. Cómo gestionar el teletrabajo o cómo instaurar modelos más flexibles se han convertido en una cuestión de supervivencia.

De hecho, según los últimos datos del INE (Instituto Nacional de Estadística), el 50,6 % de las empresas de más de 10 trabajadores permitió el teletrabajo en el primer trimestre de 2021. Además, el 44,4 % de las empresas incrementó el número de empleados trabajando a distancia, mientras que el 31,8 % de las compañías que antes no utilizaba esta modalidad comenzó a permitirla.

Por ello, groWZ Consultants, consultora especializada en venta híbrida, se adelanta a las nuevas tendencias en las formas de trabajar. Sergi Ramo, CEO de la consultora, considera que “Uno de los grandes retos al que se enfrentan las empresas es saber qué partes de sus procesos se pueden hibridar, lo que será beneficioso para mantener a los trabajadores motivados en sus proyectos y, por lo tanto, garantizar mejores resultados”.

En cuanto a la organización de los equipos, Ramo defiende que “en la nueva realidad laboral encontraremos nuevas redes de equipos multidisciplinarios, diremos adiós a las organizaciones jerárquicas y piramidales y los jefes apostarán por la innovación”.
 
La apuesta por el Smart Work

Precisamente, la innegable transformación digital que estamos viviendo derivada de la crisis del coronavirus, puede indicar el camino a seguir en las organizaciones empresariales. Y es que la irrupción de las nuevas generaciones que han crecido en un entorno digital, tecnológico o híbrido fortalece todavía más la necesidad de adaptarse a la nueva realidad híbrida laboral: según un estudio de la consultora Deloitte, en el 2025 los millennials y centennials representarán el 75 % de la fuerza de trabajo.

“En este sentido, la tecnología será nuestra mejor aliada”, señala Ramo. Las herramientas tecnológicas ya juegan un papel protagonista en cuanto a la transformación hacia el modelo híbrido. Cada vez más, los procesos, y nuevas formas de hacer son híbridos, de esta manera, se mantienen a los equipos conectados.