Fluke anuncia un innovador analizador de calidad eléctrica fácil de usar que proporciona medidas sin errores

Fluke ha anunciado hoy la serie 1770 de registradores de datos para resolución de problemas de calidad eléctrica. Se trata del primer instrumento basado en la futura plataforma de Fluke para analizadores de calidad eléctrica, que ofrece grandes ventajas por su formato y funcionamiento.

Gran variedad de aplicaciones y mercados.

Entre las principales aplicaciones de la serie 1770 de Fluke se encuentran el mantenimiento periódico y la resolución de problemas en equipos y fuentes de alimentación, así como estudios de consumo y optimización e instalación de nuevos equipos. Estas medidas suelen ser necesarias en instalaciones industriales y comerciales, universidades, hospitales, proveedores de servicios eléctricos y otras agencias de servicios para garantizar un funcionamiento continuo, seguro y eficiente del suministro eléctrico. Gracias a su intuitivo funcionamiento y a la verificación automática de la conexión, el 1770 es perfecto tanto para ingenieros profesionales como para usuarios menos experimentados que trabajan en tareas de instalación, puesta en marcha y mantenimiento de equipos. 

Medidas sencillas, fiables y seguras.

El 1770 mide y captura automáticamente parámetros clave de calidad eléctrica como armónicos, fluctuaciones, desequilibrios y corriente de arranque, entre otros, lo cual garantiza a los usuarios que los resultados siempre sean correctos. La pantalla táctil de alta luminosidad y gran formato, junto con los botones de navegación físicos y una interfaz de usuario optimizada facilitan las tareas de cambio de ajustes, gestión de sesiones de registro o investigación de datos sobre el terreno, tanto si se encuentran dentro de un edificio en penumbra como bajo la luz directa del sol, e incluso con los guantes puestos.

La función de configuración guiada proporciona una configuración rápida y sencilla, e incluye la posibilidad de corregir automáticamente las conexiones de medida de forma digital sin tener que cambiar las conexiones físicas de la sonda, lo que mejora la seguridad del operario. Se pueden configurar vistas personalizadas para acceder rápidamente a las pruebas y los datos más importantes, lo que agiliza y facilita la realización de comprobaciones y permite a técnicos con poca experiencia realizar medidas en campo con confianza.

El instrumento se alimenta directamente del circuito medido, por lo que los usuarios no necesitan una toma de corriente y los datos tampoco se perderán si se desconecta un cable de alimentación.

Comodidad y ahorro de costes.

La serie 1770 utiliza accesorios comunes en productos Fluke ya existentes, como cables de prueba de tensión, sondas de corriente y kit para colgar el instrumento, lo cual permite ahorrar costes al poder utilizarlos en varios instrumentos. 

Además es compatible con la aplicación de software Energy Analyse de Fluke para PC, que ofrece el mismo excelente acceso a los datos a los que están acostumbrados los clientes, con una interfaz de usuario más limpia y una generación de informes más sencilla.

Práctitransferencia de datos.

El 1770 proporciona una transferencia flexible de los datos, ya sea de PC a USB, mediante Wi-Fi o cable Ethernet e incluso de forma remota a través de la red móvil, todo ello sin interrumpir una sesión de registro o análisis de la calidad eléctrica o un estudio del consumo. 

Jai Gandhi, responsable del programa de ventas en Fluke, comenta: «La nueva serie 1770 de analizadores de calidad eléctrica marca un nuevo punto de referencia en el registro de datos plug and play y la resolución de problemas de calidad eléctrica y perturbaciones, con la tranquilidad de que incluso los usuarios con poca experiencia pueden recoger y analizar datos valiosos». 

Para más información sobre el registrador de datos para resolución de problemas de calidad eléctrica de la serie 1770, visite: 

https://www.fluke.com/es-es/producto/comprobacion-electrica/calidad-de-la-energia-electrica/1773-1775-1777