EL ESTADO ESPAÑOL SE SOBREPONE A LA LITIGIOSIDAD DE LOS INVERSORES INTERNACIONALES EN MATERIA DE ENERGIA FOTOVOLTAICA, SEGÚN EL OPEN DE ARBITRAJE

El Estado español está logrando sobreponerse satisfactoriamente a la enorme litigiosidad por parte de inversores internacionales de los últimos años en materia de energía fotovoltaica, según se ha hecho público en el Open de Arbitraje que se celebra esta semana en Madrid, como foro referente internacional del sector. España es, de hecho, el país con una economía desarrollada y seguridad jurídica que acumula mayor número de procesos de arbitrajes de inversión relacionados con energía del mundo, debido al cambio regulatorio en materia de fotovoltaicas en 2010. Son datos que se han hecho públicos en la Mesa de Trabajo del Open de Arbitraje sobre el sector de la energía, impulsada por Iberdrola y moderada por Carlos López Blanco, Presidente  de la Comisión de Economía Digital de la  International Chamber of Commerce (ICC).

Los conflictos relacionados con el sector energético son los que copan la mayor parte de procedimiento de arbitraje que tienen lugar en el mundo, según se ha hecho público en el Open de Arbitraje. En concreto, más de la mitad de los arbitrajes de inversión que se producen en todo el mundo están relacionados con este tema, según los datos facilitados desde el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), institución del Banco Mundial (BM) con sede en Washington.

España lamentablemente se ha convertido en protagonista de esta conflictividad en los últimos años y ha acumulado más de 30 demanda en materia de energía, de las que 28 están en el CIADI. Una situación totalmente anómala, según ha admitido en el Open de Arbitraje Mª del Socorro Garrido Moreno, Abogada del Estado Jefe del Departamento de Arbitraje Internacional de España. La abogada del estado también admitió que el 90 por ciento de los casos del departamento al que representa tienen que ver con la energía.  

Afortunadamente el Estado Español está frenando lo que ya parecía un debacle y el porcentaje de laudos en su favor, así como la cuantía de las indemnizaciones está siendo muy inferior a la que inicialmente estaba prevista. Así lo ha hecho público la abogada del Estado Jefe del Departamento de Arbitraje Internacional de España que ha adelantado que el 70 por ciento de las resoluciones ofrecen más ganancia que perdida para el Estado aunque aún quedan procedimientos en curso. También adelanto que en las resoluciones en contra del Estado, la cantidad económica sólo alcanza el 30 por ciento de la compensación inicialmente reclamada.  

La litigiosidad irá en aumento 

Durante el Open también se ha hecho público que de las disputas de energía el mayor porcentaje corresponde a la energía fotovoltaica de nueva implantación en las últimas décadas y en plena evolución, con casi la mitad. Seguidas por las relacionadas con el petróleo, en un 30 por ciento y electricidad con el 20 por ciento restante. 

Entre las razones del alto índice de disputas destaca que es un sector sometido a muchos cambios regulatorios, el complejo proceso de adaptación de las nuevas energías renovables, un nivel de expropiaciones también por encima de la media, cambio tecnológico, mayor carga impositiva que otros mercados, riesgo medio ambiental, etc. Además, requiere inversiones muy fuertes a corto plazo que se recuperan a largo plazo, algo que también genera disputas, según explicó en el Open Isabel Kunsman Directora General en AlixPartners. La experta en arbitraje auguró aún mayor conflictividad para el sector pues hay “mucha necesidad de inversión y las expectativas de los inversores están cambiando”.

La previsión es que lleguen a participar fondos soberanos en estas disputas, según pronosticó Lluis Paradell, Counsel de Freshfields en la práctica de Dispute Resolution. También adelantó que el cambio climático protagonizará cada vez más de estas disputas. En Holanda, de hecho, ya hay dos arbitrajes por la denuncia de sendas empresas por adaptación al cambio climático. El aspecto positivo es que la regulación eléctrica es muy parecida en el mundo y eso facilita la resolución de conflictos, según explico Diego Gosis Socio en GST LLP.