Delta presenta los nuevos inversores M15A/M20A Flex para utilizar en plantas fotovoltaicas de edificios residenciales y comerciales pequeños

Delta, líder mundial en soluciones de control de electricidad y temperatura, presenta los nuevos inversores

M15A Flex y M20A Flex con varios MPPT y una potencia de salida de 16,5 kVA y 22 kVA, respectivamente.

Los nuevos inversores constituyen una ampliación de la serie Flex y heredan el concepto de diseño del

M70A Flex. El M15A Flex y el M20A Flex satisfacen las necesidades del mercado de rápido crecimiento de

las instalaciones en pequeños tejados: son compactos, ligeros, fáciles de instalar y con un funcionamiento

silencioso (31,6 dB(A) como máximo). Con estos atributos, los inversores ofrecen la solución perfecta para

las instalaciones tanto en edificios residenciales como de oficinas. Además, se pueden instalar en exteriores

gracias a la protección IP66 y un rango de temperatura de funcionamiento de -25 a +50 °C.

«Los modelos M15A y M20A Flex de Delta disponen de un diseño sin ventilador y se enfrían exclusivamente

por convección natural. Esto permite que sean silenciosos, por lo que resultan ideales para edificios

residenciales y comerciales pequeños en los que es imprescindible que el nivel de ruido sea bajo», comenta

Patrick Schahl, gerente de productos de la unidad de negocio de inversores fotovoltaicos de Delta

Electronics para EMA. «Aparte de las características técnicas, los clientes valoran, por ejemplo, la

importancia de los datos de funcionamiento relacionados con la planta para comprender su propia huella de

carbono. Delta ha ampliado la funcionalidad de la aplicación MyDeltaSolar y ha integrado un módulo Wi-Fi

en los inversores que permite una conexión directa a un teléfono inteligente o un router WLAN».

Mayor rentabilidad gracias a una fiabilidad excepcional

Dos reguladores de MPP y un rango de tensión de entrada de 200 a 1000 VDC garantizan una generación

óptima de energía. Los inversores trifásicos funcionan de manera fiable y eficiente incluso a temperaturas

de hasta +50 °C. Para aumentar aún más la fiabilidad y evitar fallos de funcionamiento debido a condiciones

adversas en la instalación, los inversores están equipados con varias características clave: tensión máxima

soportada de hasta 1100 V DC, detección de fallos de arco y protección frente a polaridad inversa. La

función anti-DIP incorporada evita la degradación de la energía inducida por tensión en las celdas solares

cristalinas, lo que prolonga su vida útil. Además, los dispositivos de protección frente a sobretensión (SPD)

de AC y DC tipo 2 reemplazables están integrados, por lo que no se necesitan fusibles de cadena.

Instalación más sencilla gracias a un diseño mejorado

Los instaladores se benefician del diseño revisado y del peso reducido de aproximadamente 40 kg. Se

incluye la placa de montaje y los conectores de AC y DC.

Los M15A y M20A Flex de un vistazo

• Silenciosos (31,6 dB(A) como máximo) gracias a la convección natural

• 2 reguladores de MPP para un diseño más flexible del sistema fotovoltaico

• Rango de tensión de entrada de 200 a 1000 VDC con tensión máxima soportada de hasta 1100 VDC

• Ligera carcasa de protección IP66

• Dispositivos de protección frente a sobretensión de AC y DC tipo 2 reemplazables

• Recopilación de puntos de datos para la supervisión de las cadenas y la generación de la curva I-V

• Detección de fallos de arco y protección contra polaridad inversa

• Tecnología anti-DIP

• Compensación de potencia reactiva de forma ininterrumpida