BayWa r.e. y Fraunhofer ISE avanzan hacia el cultivo de frutas sin emisiones

BayWa r.e., empresa pionera en soluciones agro-fotovoltaicas[1], ha construido, junto al Instituto Fraunhofer de Sistemas de Energía Solar (ISE) y otros socios, el primer centro de investigación agro-fotovoltaica para el cultivo de manzanas en espaldera[2]. Está situado en la granja de frutas orgánicas Nachtwey, en la localidad de Gelsdorf (Renania-Palatinado, Alemania).

El objetivo principal del proyecto, financiado por el Ministerio de Medio Ambiente, Energía, Alimentación y Bosques de Renania-Palatinado (MUEEF) y el Ministerio Federal de Alimentación y Agricultura (BMEL), es aumentar la resistencia al clima en la fruticultura y garantizar una producción de manzanas segura y sostenible generando, adicionalmente, energía solar.

Como parte del proyecto, que tendrá una duración de cinco años, se investigarán numerosos factores en ocho variedades de manzana.

La investigación comenzará comparando la producción de manzanas en el mismo lugar bajo tres sistemas de protección de cultivo diferentes:

  • Láminas protectoras (no permeable a la lluvia) 
  • Protección contra el granizo (permeable a la lluvia) 
  • Agro-fotovoltaica con módulos fotovoltaicos fijos permeables a la luz (no permeables a la lluvia) y módulos fotovoltaicos con sistema de seguimiento (permeables a la lluvia cuando sea necesario) 

El proyecto investigará hasta qué punto los sistemas agro-fotovoltaicos pueden proteger a las plantas y a sus frutos de factores climáticos, como el granizo, la lluvia intensa, las quemaduras del sol, las heladas o las temperaturas extremas.

También explorará las opciones de gestión lumínica probando diferentes configuraciones de módulos fotovoltaicos para identificar el impacto en el crecimiento de las plantas y en el rendimiento agrícola. Por último, el proyecto tendrá en cuenta el impacto visual, la eficiencia económica, la compatibilidad social y los parámetros de producción de los cultivos.

Stephan Schindele, Director de Gestión de Productos Agro-Fotovoltaicos de BayWa r.e., comenta acerca del proyecto: «Vemos la energía agro-fotovoltaica como una solución a largo plazo para ayudar a los agricultores a adaptarse a las consecuencias del cambio climático. Podemos preservar el ecosistema existente, e incluso mejorarlo, gracias a las sinergias y a la generación de energía solar”.

«Tras el éxito obtenido en Países Bajos al usar tecnología agro-fotovoltaica para el cultivo profesional de bayas, en Gelsdorf, damos un paso más con el cultivo en espaldera. Hemos visto que las posibles sinergias de la energía agro-fotovoltaica combinada con los cultivos de manzanas, peras, cerezas, kiwis y otros cultivos, son considerables. Nos gustaría continuar explotando este potencial y favorecer un desarrollo sostenible de la energía solar que no limite los rendimientos agrícolas.«

Además de la adaptación al cambio climático y de la protección de los cultivos, el proyecto agro-fotovoltaico de Gelsdorf pretende demostrar los beneficios económicos para los agricultores. Éstos incluyen unos costes energéticos más bajos y predecibles, una menor inversión en la protección de los cultivos y la reducción de costes operativos y de costes de eliminación de residuos.

Andreas Steinhüser, Jefe Adjunto del Grupo de Agro-fotovoltaica en el Fraunhofer ISE, añade: «El proyecto de investigación ‘Agri-PV Fruit Growing’ no sólo pretende identificar posibles formas de reducir las emisiones de CO2 en la agricultura, sino también evitar el uso de material de corta duración, pesticidas y fungicidas contribuyendo de forma decisiva a la protección del clima. Además, nos centramos en la aceptación y la compatibilidad social de las soluciones, ya que estos aspectos desempeñarán un papel crucial para la adopción de la energía agro-fotovoltaica”.

La electricidad generada por el sistema agro-fotovoltaico puede utilizarse antes y después de la producción de manzanas. El tractor de batería eléctrica Fendt 100 Vario proporcionado por AGCO GmbH se carga con la electricidad del sistema; esta energía también se utiliza para abastecer al sistema de riego usando la propia electricidad de la agro-fotovoltaica. La cámara frigorífica, por su parte, ya se abastece con electricidad verde procedente de una instalación fotovoltaica sobre cubierta. En general, esta solución energética pretende reducir significativamente las emisiones de CO2 en la granja mediante la electrificación solar.

Además, BayWa r.e. se apoya en los muchos años de experiencia que su empresa matriz, BayWa AG, tiene en fruticultura. Los sistemas de protección de láminas y de protección contra el granizo que se encuentran junto a la planta agro-fotovoltaica de Gelsdorf, fueron implementados por el «BayWa Agrar Obst und Hopfenzentrum» (Centro Agrícola de Frutas y Lúpulo de BayWa) de Tettnang. La monitorización de la planta es posible gracias a «NEXT Farming». Con la ayuda de este software para la gestión de sistemas de BayWa AG, los agricultores pueden controlar toda su explotación, así como el riego de la misma. A través de la monitorización de datos y de las previsiones meteorológicas, los agricultores están continuamente informados de los posibles riesgos para poder controlar su cultivo.

Benedikt Ortmann, Director Global de Proyectos Solares de BayWa r.e., afirma: «Vemos un enorme potencial para la agro-fotovoltaica, sobre todo en Europa, donde hay grandes superficies de cultivo de frutas. Con este proyecto de investigación, queremos mostrar cómo se pueden producir manzanas de alta calidad y de manera sostenible y, al mismo tiempo, impulsar la transición energética. Junto con el sector agrícola, estamos beneficiando a todos en la lucha contra el cambio climático”.

Además de BayWa r.e. y Fraunhofer ISE, otros socios de investigación que participan en el proyecto son DLR Rheinpfalz (ciencia agrícola), Fendt, EWS Schönau y la granja de fruta ecológica Nachtwey.