La contribución socioeconómica de Iberdrola en Andalucía supera los 600 millones en 2020

El impacto socio económico de la actividad de Iberdrola en 2020 superó los 600 millones de euros en Andalucía, según destaca la compañía, que subraya que estos recursos refuerzan «su papel como uno de los principales motores de esta región». Durante el pasado ejercicio, Iberdrola realizó pagos por valor de 137 millones de euros a cerca de 200 proveedores andaluces e invirtió 68 millones de euros.

La actividad económica en Andalucía de la compañía -que este próximo viernes, 18 de junio, celebra Junta General de Accionistas- tuvo una contribución fiscal de 389 millones de euros en la comunidad, mientras que los salarios y otras retribuciones a su plantilla alcanzaron los 8 millones de euros.

Andalucía, polo de crecimiento

Andalucía se ha convertido en uno de los mayores polos de crecimiento de Iberdrola en España, donde ya es líder en la generación de energía verde, con cerca de 1.000 MW renovables. La compañía prevé triplicar su apuesta renovable en la región, hasta alcanzar los 3.000 MW en los próximos cinco años con una inversión cercana a los 1.500 millones.

En febrero de 2020 puso en marcha del parque fotovoltaico de Andévalo de 50 MW, que evita la emisión de 15.000 t CO2 /año a la atmósfera y cuya construcción involucró a cerca de 200 profesionales. La electricidad verde producida por el proyecto permite a Heineken utilizar energía 100% verde, libre de emisiones, en sus cuatro fábricas de España y sus oficinas. La planta es también ejemplo de biodiversidad ya que acoge 162 colmenas, con las que se fomenta la sostenibilidad del entorno.

Iberdrola levanta en Andalucía diferentes parques eólicos entre las provincias de Málaga y Sevilla, con una potencia instalada total de 79 MW, que estarán integrados por aerogeneradores de 5 MW, los más potentes de España. La construcción de estos proyectos movilizará a proveedores y empleo local -se estima que unos 150 profesionales estará involucrados en su construcción- y generarán energía limpia para abastecer a una población equivalente de 70.000 hogares, evitando la emisión de 39.200 t CO2/año.

Otras iniciativas en la región están asociadas a proyectos de innovación y desarrollo de cadena de valor en sectores de futuro. La compañía, junto a Fertiberia, cuenta un plan integral para abordar la producción de hidrógeno para la fabricación de amoníaco en la planta de Palos de la Frontera, Huelva. La alianza pretende situar a España a la vanguardia del hidrógeno verde en Europa y convertirla en un referente tecnológico e industrial.

Acelerar inversiones

Iberdrola destaca que está acelerando sus inversiones en la comunidad, destinadas al despliegue de proyectos renovables, movilidad eléctrica y autoconsumo, para seguir promoviendo la reactivación económica y el empleo.

La compañía desarrolla el plan de inversión de 75.000 millones de euros hasta 2025. De éstos, 14.300 millones irán destinados a España, con los que duplicará la capacidad renovable -hasta los 60.000 MW- y avanzará en el desarrollo de redes inteligentes y la electrificación de la economía. A 2030, las inversiones ascienden a 150.000 millones. Este plan inversor va asociado a la incorporación de 20.000 profesionales en los próximos cinco años en la compañía y al sostenimiento de hasta 500.000 empleos entre sus más de 22.000 proveedores en el mundo.

En España, Iberdrola es el primer productor de energía eólica y renovable, con una potencia instalada de más de 17.500 MW -de estos, cerca de 6.300 MW son eólicos-; un volumen que en el mundo supera los 35.000 MW y convierte a su parque de generación en uno de los más limpios del sector energético.

Con unas emisiones de 28 grCO2/kWh en la actualidad, que son ya dos tercios inferiores a la media europea, la estrategia de inversión en energía limpia y redes llevará a Iberdrola a ser una compañía «neutra en carbono» en Europa en 2030.

Fuente: ABCSevilla.com