Greenpeace interrumpe la llegada de Pedro Sánchez a un acto sobre la reconstrucción económica para exigirle una recuperación verde y justa

18/06/2021. Hotel Vela, Barcelona, Cataluña, España\r\rActivistas de Greenpeace han protestado durante la intervención del presidente del Gobierno, Pedro Sanchez, en la reunión sobre la reconstrucción económica para pedirle que la recuperación económica sea verde y justa. ©Greenpeace/Paco Barros\r\r\r©Greenpeace Handout/Paco Barros – No sales – No Archives – Editorial Use Only – Free use only for 14 days after release. Photo provided by GREENPEACE, distributed handout photo to be used only to illustrate news reporting or commentary on the facts or events depicted in this image.

Por tierra, mar y aire. Así ha interrumpido Greenpeace esta mañana la llegada del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a la clausura del evento del Circle d’Economia en Barcelona sobre la reconstrucción económica en la que estaba a punto de intervenir para lanzarle este mensaje: “Sánchez, os vigilamos: recuperación verde y justa”. 

En una semana clave para la recuperación económica, activistas de la organización ecologista han desplegado una pancarta de 15 metros de largo pegada a la cristalera de la sala del hotel W Barcelona en la que en esos momentos iba a intervenir el presidente. Minutos después, también enfrente pero desde el mar, dos lanchas conducidas por activistas de Greenpeace han lanzado al aire una pancarta-cometa (7 x 4,5 metros) con el mismo mensaje. 

El pasado miércoles 16 de junio, coincidiendo con la visita a España de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von Der Leyen, para anunciar la aprobación del plan de recuperación del Gobierno español y su acceso a los fondos europeos, Greenpeace publicó una valoración de éste en la que alertaba de que no garantiza una recuperación verde y justa como la que necesita el país. 

“Estamos ante una oportunidad única para transformar el sistema. El Gobierno lo sabe y no puede mirar hacia otro lado. Los fondos europeos no deben servir a los intereses de los de siempre para que sigan haciendo lo de siempre: las grandes empresas de la energía, la aviación, el turismo o el sector agroalimentario no pueden hacerse con todos los fondos. Es necesario que se adjudiquen a pequeñas y medianas empresas y a proyectos que busquen la construcción de una sociedad más verde y justa. Es imprescindible que la sociedad perciba los beneficios de este plan”, ha declarado Miguel Ángel Soto, portavoz de Greenpeace.

Según su valoración del plan de recuperación del Gobierno, el impacto en términos de transformación socioecológica está sujeto a un alto grado de incertidumbre, debido en parte a los aspectos que no contempla y a su dependencia de la ejecución concreta de las reformas e inversiones. 

Para Greenpeace, el resultado dependerá, por una parte, del modo en que se desarrollen los procesos de selección de los PERTE y las convocatorias de ayudas y, por otra, de las adjudicaciones y las ejecuciones por parte de los beneficiarios. 

La organización ecologista ha señalado también la falta de indicadores específicos en el plan que dificultan el seguimiento y evaluación de su impacto, no sólo en la transición ecológica, también sobre la reducción de la brecha de género y el reequilibrio territorial. 

Por último, Greenpeace demanda también más participación efectiva por parte de la sociedad civil en la toma de decisiones, más transparencia en la información y poneespecial atención para que las políticas sociales no sean la moneda de cambio de la recuperación económica y el empleo. 

“La recuperación de la crisis económica y social derivada de la COVID-19 es una oportunidad única para llevar a cabo las transformaciones sistémicas que llevamos años reclamando desde muchos y muy diversos ámbitos”, ha concluido Soto.