ARISTON CALIENTA EL AGUA DEL HOGAR DE FAMILIAS EN SITUACIÓN DE POBREZA ENERGÉTICA CON SU TERMO HÍBRIDO: LYDOS HYBRID

image_46248804531620809975731.png

Según los últimos datos del indicador de pobreza energética  escondida (HEP) más de 4,5 millones de personas en España no pueden pagar la electricidad en sus hogares. La pandemia ha empeorado las condiciones de vida de las familias en situación de vulnerabilidad económica. Algo tan básico como poder ducharse con agua caliente se ha convertido en un imposible para muchas personas. Su salud y su derecho a una vida digna es un reto para todos.

Ariston, como experto mundial en soluciones de calefacción y agua caliente, pasa a la acción . En su constante afán por innovar sus productos para conseguir reducir la pobreza energética, ha desarrollado el Lydos Hybrid 80-100, el único termo híbrido de clase enérgetica A que combina tecnología eléctrica y aerotermia para garantizar una alta eficiencia. Permite además un mayor ahorro energético – hasta un 50% respecto a un termo convencional – que se traduce en hasta 188€ de ahorro anuales.

En su catálogo también existe una versión de Lydos Hybrid 80-100 con WIFI integrado. Mediante la app Aqua Ariston Net, los usuarios pueden controlar y ajustar los consumos a través del móvil. La eficiencia del producto aumenta a la hora crear conciencia al usuario del gasto que le ocasiona el agua caliente en el consumo total del hogar.

Otra función que permite optimizar al máximo la eficiencia del producto es el sistema i-Memoryque memoriza los hábitos de consumo de los usuarios de tal forma que solo calienta el agua cuando sabe que va a consumirse. De esta manera, el equipo no está siempre a temperaturas elevadas, evitando así las pérdidas de calor innecesarias.

Estos dos modelos de termos híbridos son una clara apuesta de Ariston por combatir la pobreza energética, un problema creciente en España. Según el Informe de Actualización de Indicadores 2020 elaborado por el Ministerio para la Transición Ecológica, el 10% de los hogares españoles sufrieron pobreza energética en 2019. Esta situación se ha agravado con la llegada de la pandemia pues al desempleo y los ERTEs, hay que añadirle el mayor consumo de energía como consecuencia del aumento de horas pasadas en casa. Son estos datos lo que refuerzan a Ariston en su empeño por desarrollar productos más eficientes que permitan un mayor ahorro y, en consecuencia, una disminución de estas cifras.

El derecho a una vida digna y saludable pasa indudablemente por el acceso al agua.  La compañía, experta calefacción y agua caliente sanitaria, facilita el acceso a este servicio fundamental. Sus termos están diseñados para evitar el despilfarro energético y las facturas difíciles de asumir. El agua caliente se utiliza para usos sanitarios (baños, duchas, etc.) y para otras formas de limpieza (fregado de platos, lavadora, lavavajillas, fregado de suelos).

Mientras los bonos sociales eléctrico y térmico en España cubren un ratio inferior al total de afectados por la pobreza energética, Ariston toma conciencia y asume el compromiso de ayudar a reducir esta lacra social.

Con esta filosofía, Ariston ha llegado a involucrarse en el proyecto de rehabilitación social de Casa Bloc, emblemático edificio de viviendas de Barcelona. Como parte de la Responsabilidad Social Corporativa de la compañía, Ariston ha donado 17 Lydos Hybrid a la reforma, que está realizándose en colaboración de Fundació Habitat 3 y Casa Jové. El proyecto transformará el edificio en 17 viviendas de uso social a las que podrán acceder personas con discapacidad física o intelectual. También podrán optar a ellas las familias que hayan perdido su vivienda o personas con problemas de salud mental o en situación de exclusión. Esta colaboración garantizará el confort de sus inquilinos con el máximo ahorro y a la vez, respetará al máximo la distribución y elementos arquitectónicos originales de Casa Bloc.