La Comunidad Valenciana se convierte en un importante polo de atracción del talento en el sector energético

Ya es indiscutible que las energías limpias son el futuro. Basta un simple viaje por carretera dentro de nuestro país para cruzarse, en algún momento, con algunas de las zonas pobladas de placas solares que confirman que nos encaminamos hacia la transición energética definitiva. 

Pero las renovables no son exclusivamente una garantía de éxito para la preservación de medioambiente y la descarbonización de la economía, también se van a convertir en los próximos años en uno de los mayores polos de captación del talento y un sector clave que generará miles de empleos. 

En este sentido, la Comunidad Valenciana es una región especialmente dotada para atraer talento dentro de este sector. Según Expat City Ranking, Valencia es escogida como la primera ciudad del mundo para vivir y desarrollarse profesionalmente por los extranjeros. Además, la Comunidad es, dentro del arco mediterráneo, la región que mayor índice de radiación solar tiene de Europa y posee unos de los costes de energía más baratos de todo el continente. 

Teniendo en cuenta que la ciudad de Valencia también tiene uno de los puertos más dinámicos y alberga importantes polos de investigación científica en torno a la energía, como el Instituto Tecnológico de la Energía que cuenta con más de 25 años de experiencia, más de 600 proyectos I+D y más de 80 investigadores, o empresas como Endurance Motive, quién mediante el desarrollo de la tecnología de almacenamiento de baterías de litio ha conseguido ser pionero en este campo.

No es de extrañar pues el auge que este sector ha tomado en esta región y buena prueba de ello es el impresionante pool de empresas del sector energético que hay afincadas en el enclave valenciano. Entre ellas destacan Power Electronics o Ampere Energy, empresas que requieren captar talento con un perfil marcadamente tecnológico.

Perfiles técnicos enfocados a la investigación de soluciones para el almacenamiento energético, ingenieros de diseño expertos o comerciales de productos altamente cualificados, son algunos de los perfiles que demandarán las energías verdes, según indica el “Estudio de Remuneración Global” elaborado por la consultora internacional Robert Walters. 

Una demanda que en España estará fuertemente impulsada desde iniciativas públicas como el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC) que prevé generar un aumento neto en el empleo de entre 253.000 y 348.000 personas por año. Según el PNIEC, en el año 2030 se habrá producido un aumento cercano del 1,7% en el empleo, que permitirá una reducción de la tasa de paro de entre un 1,1% y un 1,6% a nivel nacional.

Un ejemplo de las nuevas oportunidades profesionales que ya está demandando el sector energético es la multinacional Power Electronics, que en lo que va de 2021 ha incorporado 56 nuevos perfiles solo en su delegación de Valencia, y que actualmente cuenta con un equipo multidisciplinar de más de 2.500 personas con una media de 37 años y más de 40 titulaciones diferentes.

La compañía valenciana, que tiene actualmente 39 posiciones abiertas, busca jóvenes ingenieros e ingenieras con ganas de embarcarse en una nueva aventura y apostar por un futuro sostenible. Perfiles relacionados con la Ingeniería de Procesos, Ingeniería de Diseño Eléctrico, Ingeniería Mecánico, Ingeniería Hardware de Potencia, Desarrollo de Backend y Frontend, Ingeniería de Diseño Electrónico son algunos de los puestos que tiene abiertas la multinacional actualmente.

Además, la compañía tiene en marcha por segundo año consecutivo el máster propio ‘MPOWER’, lanzado junto a la Universidad de Valencia (UV) que permite a los estudiantes realizar prácticas en la empresa, así como la oportunidad de incorporarse a su plantilla. Una fórmula que cada vez será más frecuente, ya que la implicación de las empresas privadas del sector será fundamental para captar y retener el talento joven.