La planta fotovoltaica de Chiva, clave para alcanzar la transición energética

La planta fotovoltaica de Chiva, clave para alcanzar la transición energética

 Naciones Unidas ha marcado 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en la agenda 2030 para lograr el desarrollo sostenible económico, social y medioambiental en todo el mundo,  lo que constituyen un nuevo marco de trabajo para todos los sectores. Dentro de estas metas concretas y sostenidas durante 15 años, garantizar el acceso a una energía asequible, segura, limpia, renovable y moderna corresponde al séptimo objetivo de la transición energética. 

Poner en marcha iniciativas de generación eléctrica basadas exclusivamente en energías renovables permitirá aumentar la descarbonización de la economía, con previsión de que estas fuentes aporten el 32% de la energía en el mix energético, según los objetivos marcados por la Unión Europea para 2030.

Los compromisos de España con la agenda 2030

La transición será beneficiosa y eficiente medioambiental y económicamente en forma de reducción de emisiones y generación de empleo, pero también será una transición justa, ya que al cierre de una instalación se pondrán en marcha alternativas capaces de revitalizar la zona afectada. Esta paulatina penetración de las energías renovables en España ayudará a alcanzar los objetivos de los tres pilares para la descarbonización de la economía española, recogidos en el Marco Estratégico de Energía y Clima: el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), el anteproyecto de Ley de Cambio Climático y la Estrategia de Transición Justa.

Instalaciones de energías renovables

A finales de 2020, España superó en la instalación de energía solar fotovoltaica lo que pensaba tener conectado; se consiguió un total de 1.517 megavatios (MW) frente a los 1.400 MW previsto en el PNIEC. Este plan, aprobado en 2019, busca alcanzar para el año 2030 una potencia total instalada en el sector eléctrico de 161.000 MW, de los cuales, 39.000 MW será de energía solar fotovoltaica, 50.000 MW de eólica y 7.000 MW termoeléctrica. Teniendo en cuenta estos objetivos, España tendrá que realizar esfuerzos e instalar unos 6.000 MW de nueva potencia renovable cada año.

Parque de Energía Solar Fotovoltaica en Chiva (Valencia)

El proyecto que Falck Renewables prevé realizar en Chiva es el primero de la Compañía en la región de Valencia y contribuye a los objetivos estatales de transición ecológica del plan nacional, al impulso de la descarbonización y a generar energía más barata. Esta última meta supondría la reducción de la tarifa eléctrica de un 30-35% en 2030 y de un 50-55% en 2050. Poner en marcha iniciativas de generación eléctrica basada en energías limpias, como la de Chiva, ayudará a la implantación de un modelo energético sostenible. 

La planta, cuya primera fase está prevista que comience a operar en 2022, tendrá una capacidad final instalada de 100 MW nominales, en dos fases, suficiente electricidad para suministrar a 80.000 hogares durante los 35 años de vida útil. Sus 400 hectáreas de ocupación se dividirán en dos proyectos diferentes con potencia de 100 y 80 MW cada uno. Ambos proyectos se hacen en el mismo emplazamiento y evacúan por la misma línea, lo que favorece la reducción del impacto paisajístico.

La ubicación de la zona de Chiva ha sido elegida tras rigurosos análisis in situ realizados por expertos independientes y por la clasificación que proporciona la herramienta de “zonificación ambiental para energías renovables” del Ministerio para la Transición Ecológica y de la Generalitat Valenciana que identifican los terrenos más propicios para la instalación. 

Además de actuar bajo el marco del PNIEC, la compañía se compromete a tomar todas las medidas necesarias para prevenir, reducir y corregir, en su caso, cualquier impacto ambiental que pudiera producirse. De igual modo, y como ya ha hecho en otras instalaciones en Europa y EEUU, Falck Renewables coopera con la comunidad local a través de programas enfocados al desarrollo sostenible local a través de medidas económicas, sociales, culturales, formativas y medioambientales, que se traducen en desarrollo, riqueza, generación de empleo y futuro para la zona. 

Todo ello enlaza con el compromiso de la compañía para fomentar y promover los ODS enfocados a una actuación sostenible en el terreno. Concretamente, la estrategia de sostenibilidad de Falck Renewables en este y otros proyectos corporativos se identifica ampliamente con los ODS 4, 11 y 13, en materia de formación y talento local, favorecer comunidades sostenibles y potenciar la acción por el clima; además del desarrollo de energía no contaminante y asequible -ODS 7- propio de su actividad.

Los proyectos de Falck Renewables en nuestro país

Falck Renewables entró en el mercado español en 2004, cuando puso en marcha su primer parque eólico.  Hoy en día, la compañía cuenta con 3 plantas de energía eólica (una en Tordesillas y 2 en Zaragoza, con una potencia de 59 MW) y con una planta solar en Escatrón de 50 MW. Ahora, con 7 proyectos en desarrollo por más de 650 MW, con una dilatada experiencia en el sector de las energías renovables y con un patrimonio suficiente para llevar a cabo las inversiones necesarias para el desarrollo, aterriza en la Comunidad Valenciana con 5 de ellos y más de 450 MW, en una clara apuesta por la Comunidad Valenciana.