Claves para afrontar la transformación digital de las empresas innovadoras posCovid

Claves para afrontar la transformación digital de las empresas innovadoras posCovid

“La pandemia ha acelerado el salto digital en la gestión de recursos y no hay vuelta atrás”

Se cumple ahora justo un año desde que la pandemia de la COVID-19 obligara de manera repentina a un confinamiento total en España. ¿Cómo gestionó CTA el salto al teletrabajo y la coordinación de sus recursos humanos en remoto? ¿Cómo afectó a su actividad?

Estamos orgullosos de valores culturales como la proactividad y la capacidad de adaptación al cambio que defendemos en CTA, y esto nos ha ayudado siempre a ser muy previsores y adaptarnos sin problemas a una situación tan dramática e inesperada para todos. Si el confinamiento se decretó el sábado 14 de marzo, para nosotros nuestra prioridad fue la salud y el bienestar de nuestros trabajadores y, el mismo lunes 16 de marzo de 2020, toda nuestra plantilla estaba teletrabajando con total normalidad en horario completo desde su casa, y así lo hemos seguido haciendo durante estos meses difíciles. Ya habíamos hecho una importante apuesta por la digitalización de nuestros sistemas de información desde años atrás: movilidad de puestos de trabajo, uso de equipos virtuales, implantación de entornos colaborativos, implantación de sistema de gestión documental y trabajo colaborativo del equipo online, fomento del uso de herramientas para videollamadas y reuniones online… gracias a eso, pudimos dar el salto de la oficina a la pantalla de manera automática. Ya contábamos con las herramientas y las veníamos utilizando desde hace tiempo, reforzando su uso con concienciación y formación a los usuarios. Aunque es cierto que el impacto de la pandemia ha intensificado y acelerado su uso y adaptación por parte de todos los empleados. En ningún momento se ha interrumpido nuestra disponibilidad para miembros y clientes. Los primeros meses estuvimos teletrabajando y, desde septiembre pasado, tenemos el 50% de la plantilla en las oficinas y el 50% teletrabajando, sin que esto repercuta lo más mínimo en la eficacia y resultados de nuestra actividad.

¿Qué aprendizaje ha extraído como gestor de Recursos de esta pandemia inesperada y sus consecuencias?

El principal aprendizaje es que todos los desafíos los podemos superar con agilidad y creatividad. La tecnología fue, en este caso, nuestra mejor aliada en un momento de aislamiento físico. Como consecuencia, la organización y su equipo humano es capaz de adquirir una continua adaptación a los cambios que ha hecho que esta situación crítica sea un proceso más de la continua evolución de CTA. Nos permitió trabajar en equipo, colaborar, crear utilizando nuevas formas de comunicación y cumplir con nuestro trabajo de servicio a las empresas.

¿Cuáles son las claves de la digitalización de la gestión de recursos humanos?

Las claves fundamentales son, por un lado, la tecnología y la conectividad y, por otro, la comunicación y la confianza en un equipo altamente proactivo y dispuesto a la continua evolución tecnológica que vivimos en el siglo XXI. También ha sido clave instaurar en la cultura corporativa la adaptación al cambio como parte de los procesos de CTA y automatizar las tareas más repetitivas en invertir el valor “tiempo” en las funciones que aportan mejora continua a la organización. Y no podemos olvidar otro aspecto clave: concienciar sobre el valor de la seguridad de la información y el uso adecuando de la misma, ante los riesgos del entorno.

¿Cómo afecta toda esta transformación digital a la gestión de riesgos?

La pandemia ha acelerado los procesos de transformación digital de todas las compañías. Nos ha traído nuevas formas de trabajar, un veloz desarrollo del teletrabajo o el cambio en las formas de desarrollar la actividad, otro modo de organizar equipos de trabajo, otra manera de atender a clientes y de relacionarnos con proveedores… Todo ello tiene una incidencia directa en muchas áreas de la empresa y, sin duda, la gestión de riesgos; la seguridad de la información ayudará que la información pueda estar disponible de forma íntegra y accesible. El compliance es esencial para controlar y orientar los esfuerzos y mitigar los riesgos que se pueden producir en el devenir de los procesos de CTA. Las empresas trabajarán para que tecnología, procesos y personas estén alineadas con los objetivos estratégicos y proteger los activos intangibles de las organizaciones, asimilando los cambios organizativos y legales de manera eficaz y eficiente.

Como responsable Económico-Financiero de CTA, ¿qué tipo de consejos da en estos momentos a las empresas innovadoras?

Es difícil dar consejos en la situación que se vive, pero lo más importante es entender y reconocer que la incertidumbre es una constante natural en nuestras vidas y que los cambios se deben hacer analizando las necesidades y recursos humanos y materiales de cada organización. El remedio del vecino no necesariamente es aplicable a nuestra empresa, debemos tener en cuenta nuestras propias metas. Una transformación digital es muy “personal” de cada empresa, donde el cambio debe ayudar a optimizar los procesos, incrementar el volumen de negocio y, en definitiva, repercutir positivamente en la cuenta de explotación. Por otra parte, la irrupción del coronavirus ha generado la adopción de toda una serie de novedades y medidas de urgencia en los ámbitos laboral, contable y fiscal. Debemos estar atentos a los principales cambios para mantenerse actualizado y poder aprovechar todas las medidas en nuestras empresas.

¿Cómo cree que afectará el cambio a la actividad de las empresas?

Lo más saludable y rentable a medio plazo es intentar aprovechar los aspectos positivos que nos traen las situaciones de crisis y adaptarnos lo más rápidamente posible a las nuevas situaciones. Los cambios debemos hacerlos pensando en el futuro del negocio y en la mejora continua. La implantación de las nuevas tecnologías y el uso de ellas ha venido para quedarse, por lo que lo aconsejable es buscar el máximo rendimiento y poner los esfuerzos en los puntos que, de verdad, hacen crecer el negocio y los beneficios para la empresa.

Manuel Bellido