La tecnología española de Aener Energía mejora la calidad eléctrica de las instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo

La tecnología española de Aener Energía mejora la calidad eléctrica de las instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo

La empresa Aener Energía ha desarrollado una innovadora tecnología para optimizar el buen funcionamiento y la rentabilidad de las instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo en la industria. 

Se trata de los equipos ECONELEC+ que ayudan a resolver las diversas situaciones de calidad eléctrica deficiente que puedan registrarse tras su implantación o con el transcurso del tiempo.

La tecnología de Aener Energía tiene como objetivo dar respuesta alos posibles problemas ocasionados por la evolución que han experimentado este tipo de instalaciones en los últimos años, como el hecho de haber pasado a tener cargas con alto componente electrónico en su interior por variaciones de impedancia en la red interior debido a la implementación de una nueva fuente de generación (autoconsumo), el incremento del consumo sin las adaptaciones pertinentes (cableado, protecciones, trafo, etc.), o problemas asociados a una inadecuada colocación de los equipos de monitorización y gestión energética.

En primer lugar, recuerdan que para que la instalación sea completamente rentable, hay que cumplir con los requisitos de calidad eléctrica adecuados. Por este motivo, el primer consejo es realizar un estudio de calidad eléctrica previo y posterior a la implementación, y en los casos que se precise, utilizar los equipos necesarios para atenuar las perturbaciones que se encuentren en la instalación.

En este sentido, el empleo de los equipos ECONELEC+ se ha demostrado muy útil frente a diversas situaciones de calidad eléctrica deficiente.

Una de las principales mejoras que introduce en las instalaciones solares es la de equilibrar consumos en las fases. Con ello se consigue que en los casos de generación con vertido cero se optimice su rendimiento, ya que dichos equipos anti-vertidos, funcionan «cerrando el grifo de generación», con la fase de menor consumo. De ahí que, en casos de consumos monofásicos sobre instalaciones trifásicas, se produzca una pérdida por energía que no llegamos a generar.

Por otro lado, es un equipo que realiza correcciones en el factor de potencia, tanto de energía reactiva capacitiva, como inductiva de forma automática. Hay que prestar mucha atención a la energía reactiva capacitiva donde las cargas sean principalmente electrónicas ya que puede provocar disparos de protecciones y pérdidas de información en equipos informáticos y PLCs.