La gestión inteligente de la demanda y la digitalización vitales para el nuevo escenario económico

En plena pandemia, las aplicaciones inteligentes en la gestión de la energía van a ser una gran oportunidad para los próximos años, especialmente en los sectores de alimentación, sanidad, logística, industria, data centers y agua. Como ha quedado patente en la Mesa Redonda organizada por Seinon, que ha agrupado los principales especialistas de eficiencia energética para analizar la evolución del mercado en torno a la gestión de la demanda, la digitalización de la energía será el gran nicho de mercado en 2021 y donde está todo por hacer.

El 71% de las empresas encuestadas que participaron en el webinar todavía usaba las facturas y archivos en formato CSV de las comercializadoras eléctricas como principal fuente de información para la toma de decisiones en gestión eficiente de la energía. Solo el 29% de las empresas aplica en su día a día software de monitorización, big data, APPs o medios digitales. 

En este escenario, Europa es un aliado importante y las ayudas que vienen van a ser muy determinantes. No obstante, la eficiencia energética es de por sí rentable sin necesidad de ningún tipo de ayuda.

La universalización y acceso a los contadores fiscales (inteligentes) están llamados a jugar un papel decisivo a pesar de que el sector sigue desatendiendo esta demanda ya que, actualmente, cambios como los que se están produciendo en PRIME/DLMS está provocando que los usuarios se queden sin información por las plataformas software obsoletas utilizadas que impiden su lectura. “El contador es un elemento de eficiencia energética y su acceso debería ser fácil para cualquier empresa o usuario”, subraya Gerardo Salvador, director general de Seinon.

Así las cosas, facilitar al consumidor la gestión del recibo de la luz exige optimizar potencias y contratos algo que antes del 1 de abril va a ser obligatorio para no tener un impacto negativo en la factura eléctrica a nivel económico. En marzo, el ROI de la eficiencia energética cobrarán protagonismo frente a cualquier otra acción.

Eficiencia energética y autoconsumo

Una vez más en el evento también se destacó que la gestión de la demanda es más importante que la oferta de energía, especialmente frente al redimensionamiento de parques fotovoltaicos que se está produciendo. En palabras de Gerardo Salvador de Seinon “la eficiencia energética y el estudio debe ir primero de todo, evaluando en cada caso la necesidad de generar más energía”.

De hecho, se están detectando numerosas instalaciones de autoconsumo mal dimensionadas y sin ningún tipo de control cuya consecuencia más inmediata es que están produciendo menos energía de la acordad previamente. Si tenemos en cuenta que el autoconsumo es ante todo un instrumento de eficiencia energética los retornos de inversión son el aspecto más crítico.

Por otro lado, también cabe reseñar el papel de las auditorías energéticas, que suponen para las empresas, más que un mero trámite administrativo, la posibilidad de obtener mayores beneficios en su optimización de consumos y en su gasto económico. De hecho, la Comisión Europea pretende elevar los estándares de la de certificación energética.

Finalmente, en el evento se destacó que predicar con el ejemplo es determinante en la gestión eficiente de la energía que requiere una gran concienciación en todos los ámbitos de la organización para alcanzar el éxito.