INTERSOLAR EUROPE 2021: LA «AGRIVOLTAICA» COMBINA LA AGRICULTURA Y LA GENERACIÓN DE ELECTRICIDAD

INTERSOLAR EUROPE 2021: LA «AGRIVOLTAICA» COMBINA LA AGRICULTURA Y LA GENERACIÓN DE ELECTRICIDAD

El boom de la energía fotovoltaica en Europa: el año pasado se instalaron 18,7 gigavatios de potencia más. Aparte de los módulos solares en tejados y en campo abierto, se pretende sumar nuevas superficies generadoras, como fachadas, masas de agua artificiales y campos. La «agrivoltaica» consiste en utilizar superficies agrícolas para producir alimentos y, a la vez, para generar electricidad mediante energía solar. También los parques solares convencionales en campo abierto pueden ser un valioso hábitat para la flora y la fauna, algo que fomenta la aceptación de estas instalaciones y, en general, de la transición energética entre la población. Intersolar Europe, la feria de la industria solar líder en el mundo, e Intersolar Europe Conference, su conferencia complementaria, informan sobre los nuevos avances y posibilidades de aplicación de la energía fotovoltaica. Ambas se celebrarán en el marco de The smarter E Europe entre el 21 y el 23 de julio de 2021 en la Messe München (Múnich, Alemania). 

El mercado fotovoltaico europeo crece con gran dinamismo: el año pasado, la potencia fotovoltaica en la Unión Europea creció un once por ciento, según la asociación del sector SolarPower Europe. Se instalaron 18,7 gigavatios de potencia nuevos. Esto convierte al 2020 en el segundo mejor año del sector, solo superado por el 2011. El fuerte crecimiento de la energía fotovoltaica también se refleja en la generación de electricidad total de la UE: en 2020, la electricidad generada a partir de fuentes renovables en la UE superó por primera vez a la electricidad obtenida de combustibles fósiles, según el estudio «The European Power Sector in 2020» de Agora y el laboratorio de ideas británico Ember. En 2020, las energías renovables supusieron un 38 por ciento de la matriz energética europea, y las fuentes de energía fósiles un 37 por ciento.  En Alemania, de lejos el mayor mercado fotovoltaico de la UE, el año pasado se añadieron otros 4,8 GW, y el porcentaje de las energías renovables en la producción neta de electricidad, es decir, el mix energético que realmente sale del enchufe, superó en 2020 el 50 por ciento. No obstante, los analistas del mercado advierten de que en el año 2023 podría abrirse un agujero en el suministro eléctrico alemán. Solo se podrá garantizar la seguridad del suministro y alcanzar los objetivos climáticos si se duplica el ritmo actual de crecimiento fotovoltaico a partir de 2021 y se triplica a partir de 2022. Para seguir impulsando el crecimiento fotovoltaico y aprovechar bien las superficies, hace tiempo que los módulos solares ya no se instalan únicamente en tejados y parques solares en campo abierto: en el futuro, los módulos instalados en fachadas, en terrenos agrícolas (agrivoltaicos) y en masas de agua (flotantes) podrán sumar más superficies de producción y convertirse en un motor más de la energía fotovoltaica.

 Debajo, fotosíntesis; arriba, fotovoltaica

En la agrivoltaica, las superficies se aprovechan simultáneamente para el cultivo de plantas y para la generación de electricidad solar. Esto aumenta la eficiencia de la superficie: crece la producción de electricidad solar y al mismo tiempo se mantienen y aprovechan terrenos fértiles para la agricultura. La fotovoltaica y la fotosíntesis ya no compiten, sino que se complementan. Teniendo en cuenta el dinamismo con el que avanza en todo el mundo la energía fotovoltaica y la mayor necesidad de superficies para instalaciones fotovoltaicas que ello implica, los conceptos innovadores como el de la agrivoltaica permiten aprovechar por partida doble las superficies agrícolas y ayudar así a la transformación del sistema energético. 

Según el Instituto Fraunhofer para sistemas de energía solar (ISE), la tecnología agrivoltaica se ha desarrollado mucho en los últimos años y se ha expandido a casi todas las regiones del mundo. La potencia agrivoltaica instalada creció en todo el mundo desde los cerca de 5 megavatios (MW) que había en el año 2012 a alrededor de 2,9 gigavatios (GW) en 2020, siendo China la que más potencia instalada tiene, con cerca de 1,9 GW. En estos tiempos de cambio climático caracterizados por mayores sequías y fenómenos meteorológicos extremos, la agrivoltaica puede ganar puntos gracias a su versatilidad: electricidad solar con cero emisiones, sumada a producción de alimentos, sumada a protección de los cultivos contra sequías e influencias atmosféricas como daños por granizo o lluvias intensas. Y es que la sombra parcial que proporcionan los módulos solares a las superficies agrícolas reduce la evaporación y puede sustituir a las costosas redes antigranizo o túneles de plástico.

La sombra de las instalaciones fotovoltaicas reduce la necesidad de riego

En zonas alejadas de la red eléctrica, la agrivoltaica puede proporcionar electricidad para la obtención y el tratamiento de agua y, al mismo tiempo, reducir la necesidad de agua de riego gracias a la sombra que proporciona a los cultivos. Esto contrarresta la tendencia hacia la desertización y el deterioro de la calidad del suelo. Así, en la mayor instalación agrivoltaica del mundo, situada en el borde del desierto de Gobi, en China, debajo de los módulos solares, con 700 MW de potencia, se cultivan bayas. Un estudio previo del ISE sobre un emplazamiento en el estado indio de Maharasthra concluyó que en las instalaciones agrivoltaicas la sombra y la consiguiente reducción de la evaporación pueden conseguir hasta un 40 por ciento más de rendimiento en los cultivos de tomate y algodón. Los problemas para una aplicación generalizada de la tecnología agrivoltaica son, entre otros, el elevado coste de inversión en comparación con los parques solares convencionales en campo abierto debido a que es necesaria una buena orientación de los módulos y a que la instalación debe diseñarse específicamente para el lugar. Según la guía del Instituto Fraunhofer para sistemas de energía solar (ISE) sobre las oportunidades de la agrivoltaica para la agricultura y la transición energética publicada en octubre de 2020, la agrivoltaica, con un coste de producción de energía de entre 7 y 12 céntimos por kWh, ya está en condiciones de competir con otras fuentes de energía renovables: y es que, aunque el coste de producción de energía de la agrivoltaica todavía es superior al de los parques solares convencionales en campo abierto, ya está por debajo del de las instalaciones pequeñas sobre cubierta.

Un valioso hábitat para la fauna y la flora en parques solares en campo abierto

También los parques solares convencionales en campo abierto pueden ofrecer un valioso hábitat para la flora y la fauna. Un mantenimiento extensivo y cuidadoso crea y mantiene en los suelos, a menudo pobres en nutrientes, excelentes biotopos para plantas e insectos. Esto, a su vez, mejora la oferta alimentaria para pájaros y murciélagos. Para mejorar la biodiversidad en los parques solares y, por tanto, aumentar la aceptación entre la población de estas instalaciones y de la transición energética en general, recientemente se creó la comunidad de intereses «Triesdorfer Biodiversitätsstrategie – Biodiversität auf PV-Freiflächenanlagen» [Estrategia para la biodiversidad de Triesdorf (Alemania): Biodiversidad en los parques solares en campo abierto]. Además, la Fundación Federal Alemana para el Medio Ambiente (DBU: Deutsche Bundesstiftung Umwelt) ha encargado el desarrollo de estándares de certificación para evaluar la calidad de la electricidad renovable generada según criterios ecológicos y sociales.  

La agrivoltaica en Intersolar Europe y en la conferencia complementaria

En Intersolar Europe, que se celebrará en la Messe München entre el 21 y el 23 de julio de 2021, se informará sobre los avances, productos y aplicaciones en las áreas de energía fotovoltaica, energía térmica solar, centrales solares, infraestructura de la red y soluciones para la integración de las energías renovables. En el punto de encuentro más importante del sector solar, fabricantes, proveedores, distribuidores y prestadores de servicios presentan sus productos e innovaciones. En la conferencia complementaria Intersolar Europe Conference se presentarán las sesiones «Agri-Photovoltaics: Harvesting the Sun While Cultivating Crops» [Agrivoltaica: cosechar sol cultivando la tierra] y «Vertical Farming and Renewables: The Nexus of Water, Energy, and Food» [Agricultura vertical y renovables: el nexo entre el agua, la energía y los alimentos], donde expertos informarán sobre los conceptos más innovadores y las tecnologías que los hacen posibles, así como las experiencias acumuladas hasta la fecha y las perspectivas de futuro. Este año, por primera vez, Intersolar Europe apoya a la AgriVoltaics2021 Conference, destacando así la gran importancia del tema. Esta conferencia internacional se celebrará online entre el 14 y el 16 de junio de 2021 y va dirigida a todos aquellos que desean profundizar aún más en el mundo de la agrivoltaica.