Navarra contempla proyectos de energías renovables que cuadruplicarían su actual producción renovable

Navarra tiene sobre la mesa proyectos de generación de electricidad renovable que cuadruplican la capacidad que tiene actualmente instalada. En distintos grados de tramitación, las nuevas instalaciones eólicas y renovables suman 5.901 megavatios que, de completarse, se unirían a los alrededor de 1.400 que hay en la actualidad. No todos verán la luz, pero el Gobierno de Navarra confía en que sí lo haga la mayor parte.

«Creo que son buenas noticias», explicaba ayer Manu Ayerdi, consejero de Desarrollo Económico, el departamento encargado de ir dando luz verde a los proyectos de nuevas instalaciones y repotenciación de parques antiguos que las empresas presente. Ayerdi señaló que esta gran cantidad de proyectos supone una «oportunidad magnífica» para avanzar en los objetivos de descarbonización fijados. A saber: que el 50% de la energía total que se consuma tenga origen renovable ya en 2030; y que la descarbonización total se alcance en 2050. «Ahora mismo, según los datos del Balance Energético de 2018, estamos en el 23,20%, por lo que tenemos un camino importante por transitar», explicó Ayerdi.https://www.youtube.com/embed/BSFfvx05aOE

Los 5.901 megavatios, de los que 1.166 están siendo ya evaluados, pueden parece muchos, pero Ayerdi defendió que, de mantenerse los actuales niveles de consumo energético, podrían llegar a ser necesarios. «Con los actuales, cubrimos el 23,20%», recordó dando a entender que pensar en cuadruplicar la potencia no supone por tanto una locura. «Hay que partir de la base de que la mejor energía es la que no se consume, pero no sabemos cómo va a evolucionar realmente el consumo. Podemos pensar que puede haber mejoras en la eficiencia, pero también es posible que haya incrementos en la población y en el PIB que incrementen las necesidades energéticas», señaló. 

Los proyectos avanzan, en todo caso, con cierta lentitud. Y llegan después de más de una década en la que prácticamente no se ha avanzado. La crisis de 2008 secó la financiación a un sector que en aquellos años todavía dependía de las ayudas públicas, hoy superadas, y muy intensivo en inversión. Cada megavatio eólico supone en torno a 800.000 euros de inversión, mientras que en el caso de al eólica la cifra oscila entre los 550.000 y los 600.000 euros. De este modo, solo los 23 proyectos que actualmente se encuentran en estado de información pública, los más avanzados, requerirían de una inversión privada de unos 470 millones de euros.

LOS MÁS ADELANTADOS: 1.166,7 El primer grupo de proyectos renovables, 35 en total, está siendo ya evaluados en Navarra. Se encarga de ello el Departamento de Desarrollo Económico y Empresarial, que analiza 23 proyectos de parques eólicos y los 12 fotovoltaicos. Suman 1.166,7 megavatios. Solo con ellos, casi se duplicarán la potencial actualmente instalada. 

No todos van a la misma velocidad. 23 han sido ya sometidos a información pública, paso previo a la declaración de impacto ambiental y a su autorización administrativa. Se trata de 17 proyectos eólicos y seis fotovoltaicos. Los primeros suman una potencia instalada total de 448,5 megavatios y las iniciativas, ubicadas todas ellas en la mitad sur de Navarra, tienen distinta potencia. Así, los proyectos más importantes son el parque de Pestriz, en Buñuel, con una potencia de 49,5 megavatios; Volandín, en los términos municipales de Ablitas, Fontellas, Tudela y Murchante, con 45,6 MW; el parque Corral del Molino II, en Tudela, con otros 45,6 MW; y Valdetina, en las localidades de Pueyo, Tafalla y Artajona, que supone una potencia de 40 MW. El resto de propuestas presentadas incluyen potencias que oscilan entre los 5,8 MW del parque de Orkoien y los 38,4 MW de Cascante II.

SIENTE DIFERENTE

Estrena el Nuevo CUPRA Formentor, tu SUV Coupé.AD

Pero la energía renovable, que en Navarra se asocia sobre todo a los aerogeneradores, cuenta de nuevo con un peso creciente de la fotovoltaica. La tecnología, que ha mejorado de forma espectacular sus costes, no cuenta en Navarra con un ecosistema industrial completo como la eólica, pero sí con empresas relevantes como Ingeteam. Así, estos seis parques supondrían la instalación de una potencia pico total de 189,36 MW. El mayor proyecto es el de El Sasillo, en Cascante, con 50 MW. Le siguen Araiz, en Olite, con 49,4 MW; y Guardian, en Corella y Tudela, con 37,17 MW.

OTROS 2.095 NO MUY LEJANOS Pero la previsión de futuras instalaciones no termina aquí. A éstas, y a las otras doce en fase de análisis todavía, se les sumarán en breve otras 32 solicitudes previstas, en cumplimiento del primero de los hitos establecidos por el RD-ley 23/2020, de 23 de junio, que vence el 24 de diciembre.

A fecha de hoy, se sabe que serán otros 17 proyectos eólicos (de 845 MW de potencia en total) y 15 fotovoltaicos (de 1.250 megavatios). De estos una docena deberán tramitarse a través del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, al tratarse de parques que superan los 50 MW o que afectan a dos comunidades.

2.435, CON SOLICITUD DE ACCESO EN CURSO La situación de los accesos a la red y de los nudos de la red de transporte permite completar la fotografía de las nuevas instalaciones. ¿Por qué? Porque para que el Gobierno de Navarra pueda autorizar un nuevo parque, ya sea eólico o fotovoltaico, el proyecto debe contar con los consiguientes permisos de acceso y de conexión, que concede el gestor de la red, en el caso del transporte, Red Eléctrica. 

Sobre este asunto ha habido además modificaciones legales recientes. La más importante (el Real Decreto-ley 23/2020, de 23 de junio), buscaba regular la situación de las renovables en España, asegurando la continuidad de proyectos firmes y viables. Para ello estableció plazos para la presentación de nuevos proyectos, tanto para los que ya tenían permiso de acceso como para los que, habiéndolo solicitado antes del 25 de junio, no lo hubieran conseguido en ese momento y pudieran conseguirlo con posterioridad, y, a la vez, permitió a los promotores, antes del 25 de septiembre, la retirada de solicitudes sin la imposición de ninguna penalización.

Esta nueva situación permitió que algunos de los nudos de evacuación de la Comunidad Foral, cuya capacidad máxima ya estaba completa, volvieran a tener cierto margen de maniobra. De hecho, se presentaron renuncias por valor de 1.236 MW (387,37 que ya tenían permiso concedido de acceso y otros 849, en trámites de solicitud).

A día de hoy, de acuerdo con los datos de Red Eléctrica, Navarra cuenta con 3.466 MW pendientes de puesta en servicio, que cuentan con permiso de acceso y conexión o sólo con permiso de acceso. En este volumen se encuentran todos los proyectos bajo estudios o ya previstos para futuras instalaciones. Pero además, existen otros 2.435 MW de solicitudes de acceso que todavía no cuentan con permiso.