El autoconsumo solar, la solución verde para afrontar la recuperación económica en Cataluña

El autoconsumo solar, la solución verde para afrontar la recuperación económica en Cataluña

 Tras las previsiones de recuperación económica recientemente publicadas por la Generalitat de Cataluña, que pronostican una lenta vuelta a los niveles de actividad pre-covid entre 2023 y 2025, la búsqueda de nuevas soluciones energéticas se convierte en una magnífica forma de ahorrar.  Además, según las últimas proyecciones de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), las renovables serán la principal fuente global de energía eléctrica en 2025, con unas previsiones de crecimiento récord de la solar y la eólica durante el próximo año. 

Recientemente, la compañía Otovo, especializada en la instalación de paneles solares en viviendas unifamiliares, ha analizado el coste de inversión y amortización de una instalación de placas solares en Barcelona y otros municipios de Cataluña, demostrando el alto potencial de la región.

Teniendo en cuenta variables como la inversión, las subvenciones o la irradiación solar de la zona, entre otras, ha concluido que el tiempo que se tarda en amortizar una instalación de este tipo en Cataluña puede ser menor a 8 años. Un dato comparable al de otras zonas de España con mayor capacidad de generación de energía solar debido a los competitivos precios de la zona.

Con rentabilidades por encima del 15% anual, la privilegiada ubicación de Cataluña la convierte en líder del mercado en España, con 1.600 instalaciones en el último trimestre. Según datos del Instituto Catalán de Energía, San Cugat del Vallès se sitúa a la cabeza en número de instalaciones en la comunidad, con más de 450, y en segunda posición respecto a la potencia instalada, con más de 2.100kW, solo superada por la ciudad de Barcelona, con más de 4.300kW instalados y 384 instalaciones.

Las subvenciones y el cálculo de la amortización

Sin duda nos encontramos ante una de las comunidades que más apuesta por la transición energética. La variedad de subvenciones para la instalación de placas solares, el alto consumo energético de la ciudad de Barcelona y el gran interés de la población por estas novedosas alternativas han contribuido a que Cataluña se sitúe entre las regiones con mayor número de instaladores. 

Las placas solares para autoconsumo en Cataluña son una apuesta segura. Las principales ventajas son el precio, más competitivo que en otros territorios, las subvenciones y la gran capacidad solar. Incluso se aprecia su provecho si se tiene en cuenta que los paneles solares también funcionan en días nublados o lluviosos, pudiendo llegar hasta el 25% de su capacidad.

Entre las ciudades de más de 10.000 habitantes con mayor bonificación en Cataluña, encontramos Sant Cugat del Vallès, Terrassa, Girona o Lleida, con bonificaciones de IBI e ICIO, siendo esta última una de las ciudades que cuenta con las mejores ayudas al autoconsumo de toda Cataluña. 

Sin embargo, obviando esto, si consideramos que no se cuenta con ningún tipo de bonificación, ni del IBI ni del ICIO, la recuperación económica se lograría poco antes de los 8 años. Esto, aunque parezca un período largo, puede implicar hasta 3 años de ventaja frente a otras regiones de España con una irradiación más baja.

Por el contrario, si consideramos que contamos con las mayores bonificaciones que Cataluña ofrece, esto es, ICIO: 95% del impuesto e IBI: 50% durante 5 años; la inversión se amortizará antes de que acabe el cuarto.