Castilla-La Mancha ultima la tramitación de ocho nuevas plantas fotovoltaicas

El Gobierno de Castilla-La Mancha, a través de la Consejería de Desarrollo Sostenible, ha aportado información sobre la última tramitación de ocho nuevas plantas fotovoltaicas que se ubicarán en la región, concretamente cuatro en Altarejos (Cuenca), dos en Talavera de la Reina (Toledo), y otras dos en Almansa (Albacete). Estos proyectos cuentan con una inversión total de 110 millones de euros.

Plantas fotovoltaicas en Castilla-La Mancha.
El Gobierno de Castilla-La Mancha ha dado cuentas del estado de tramitación de las ocho nuevas plantas fotovoltaicas en la región.

Las plantas fotovoltaicas de Turbón, Aspe, Aitana, y Bañuela en Altarejos cuentan con la autorización administrativa para su construcción pendiente de los últimos trámites urbanísticos. Cada uno de los parques tendrá una potencia de 50 MW, sumando un total de 200 MW, lo que equivale al consumo energético de unas 40.000 viviendas al año. La inversión de estos cuatro parques es de casi 100 millones de euros.

Energía renovable en Toledo y Albacete

Por su parte, las dos plantas ubicadas en Talavera de la Reina tendrán una potencia total instalada de energía eléctrica renovable de 9 MW entre las dos, a razón de 5 y 4 MW cada una de ellas. Su inversión es de aproximadamente 4,5 millones de euros.

Por último, las dos plantas fotovoltaicas Almansa I y Almansa II aportarán una potencia total instalada de energía eléctrica de 8 MW entre ambas, y una previsión de inversión de más de 3 millones de euros.

De cara al año 2021, la Comunidad Autónoma tiene una previsión de crecimiento de 1.100 MW en su potencia instalada de energías renovables, que traerán aparejadas inversiones de más de 550 millones de euros y más de 2.000 empleos directos durante la construcción de nuevas plantas de energías limpias.