Antonio Llardén, presidente de Enagás: «El hidrógeno verde será clave en el proceso de descarbonización»

«El hidrógeno verde será clave en el proceso de descarbonización ya que habrá que incorporar otros vectores energéticos más allá de las renovables para dar respuesta a toda la demanda de energía» destacó Antoni Llardén, presidente de Enagás, durante la videoconferencia que se celebró el pasado 11 de noviembre, dentro del ciclo «Empresas y Transición Energética», organizado por las Comisiones de Energía, Movilidad, Cambio Climático y Economía Circular de los Ingenieros Industriales de Cataluña. El presidente de Enagás informó que la hoja de ruta del hidrógeno renovable se ha incorporado en la Estrategia de Descarbonización a largo plazo del Gobierno Español, aprobada el pasado 3 de noviembre, que marca el camino para conseguir la neutralidad climática para el 2050. «No todo podrá ser electrificado, -si se consigue un 50% de electrificación para el 2050 ya será un gran éxito- y si se quiere cumplir con el Pacto Verde Europeo se tendrá que acompañar con gas natural y gases renovables como el hidrógeno o el biometano» señaló Antonio Llardén Proyectos a la vistaPor otro lado, Llardén avanzó que hay contactos con el Gobierno catalán y con compañías del sector para introducir el hidrógeno verde en el polígono industrial químico de Tarragona. También habló del proyecto -en fase preliminar- de instalar tres o cuatro «hidrogeneras» (estaciones de hidrógeno) en algún eje de comunicación en Cataluña para que, además de producir hidrógeno verde también se pueda transportar y poner en uso a través de flotas de vehículos. El presidente de Enagás también citó un proyecto en Mallorca junto con Acciona, el Gobierno Balear y otros socios, «para producir hidrógeno verde con energía renovable nueva para alimentar una flota de autobuses interurbanos o intercomarcales y hacer blending con la red existente«. El blending es la combinación de gas natural con hidrógeno, la Unión Europea permite la mezcla hasta un 10% de hidrógeno y se reconoce como gas natural. Segundo Llardén, «el blending es una buena manera de empezar a generar mercado para el hidrógeno renovable«. Antoni Llardén explicó, durante la videoconferencia, que Enagás tiene un proyecto de I + D con Repsol para generar hidrógeno a través de células de placas fotovoltaicas y que puede ser una alternativa complementaria a los electrolizadores, de los que se depende para la producción de hidrógeno. Ventajas del hidrógeno verdeEl presidente de Enagás explicó las diferentes tipologías de hidrógeno actuales empezando por el gris, pasando por el azul y terminando en el verde. El hidrógeno gris es el que se usa actualmente y no es renovable, el azul es similar al gris pero se puede capturar el CO₂ y, por tanto, es compatible con el proceso de descarbonización previsto para los próximos 30 años y, finalmente, el verde es el producido por electrólisis del agua a partir de la electricidad proveniente de las fuentes renovables. «El hidrógeno verde permite un proceso de descarbonización con menos costes -porque aprovecha las infraestructuras gasistas existentes- y mucho más rápido, descentralizado y es compatible con otros vectores energéticos» explicó Antoni Llardén. Según el presidente de Enagás, «el hidrógeno obligará a una fuerte coordinación entre el mundo eléctrico y el sector gasista«.