La multinacional basada en Getxo, especializada en energía solar fotovoltaica (FV), muestra unos sólidos resultados en el primer semestre de 2020, reflejo de una intensa actividad de construcción para terceros y de la contribución a la unidad de Power Generation (POWGEN) de los nuevos MW puestos en operación durante 2019 y principios de 2020 en España, Chile e India. 

Desde el punto de vista operativo, sus equipos de desarrollo de negocio consiguen aumentar la cartera de proyectos contratados (“Backlog”) a los 513 MW, tras la adjudicación en India de un PPA a 25 años con Solar Energy Corporation of India (“SECI”) para el proyecto “Gorbea” de 397 MW. Además, sus equipos de construcción comienzan las obras de 10 MW en Chile y concluyen la construcción de 150 MW para terceros en España. Asimismo, la compañía continúa con una fuerte actividad de desarrollo en todas las regiones en las que opera, aumentando su Pipeline en 871 MW y preparando la ejecución del Backlog. 

De esta manera, su segmento de Desarrollo y Construcción (“DEVCON”) alcanza en el primer semestre de 2020 unos ingresos de explotación de €48,9 millones y un EBITDA de €4,8 millones, frente a los €77,4 millones y €7,3 millones respectivamente registrados en el primer semestre de 2019, con una intensa actividad de construcción de proyectos para terceros (“Build & Sell”) durante este primer semestre de 2020. 

En su segmento de generación de energía (“POWGEN”), Solarpack suma en los seis primeros meses de 2020 unos ingresos de explotación de €28,3 millones (+101% vs. H1 2019) y un EBITDA de €25,0 millones (+103% vs. H1 2019), mostrando la importante contribución de las ventas de energía generadas por la puesta en marcha de 288 MW “Build & Own” en España, Chile e India y por los activos adquiridos en Perú a finales de 2019. 

Por otro lado, Solarpack culmina desde la última presentación de resultados la refinanciación de sus proyectos españoles más veteranos, consiguiendo una creación relevante de valor para la unidad de POWGEN aprovechando mayores plazos y menores costes de financiación y liberando €26 millones de caja libre para seguir potenciando el crecimiento rentable de la compañía a través de nuevos proyectos. 

El segmento de Servicios (“SVCS”) ha sumado en el primer semestre de 2020 unos ingresos de €3,8 millones (+60% vs. H1 2019) y un EBITDA de €0,5 millones (-41% vs. H1 2019), reflejo de la entrada de nuevos contratos ligados a la entrada en operación de los proyectos construidos durante 2019 y de unos mayores gastos ligados a la puesta en marcha de proyectos. A 30 de junio de 2020, esta unidad de negocio prestaba servicios de operación y mantenimiento a 499 MW. Además, realizaba la gestión de activos para 583 MW propios y de terceros. 

El beneficio neto de la Compañía ha crecido hasta los €4,8 millones en el primer semestre de 2020, siempre con el crecimiento rentable como pilar estratégico de su negocio. Este beneficio neto es superior en €4,2 millones respecto al del primer semestre de 2019, debido fundamentalmente a un mayor peso del negocio de generación de energía comparado con el primer semestre de 2019. 

La compañía sigue manteniendo su actividad y crecimiento pese al COVID19, si bien con cierto impacto negativo en los ingresos por venta de electricidad en España y Chile este año debido a la bajada del precio a corto plazo (“spot”) en estos mercados, así como por tipos de cambio más adversos. Asimismo, a pesar de los retrasos en algunos procesos de licitación de contratos de venta de electricidad y en la obtención de permisos de algunos proyectos en desarrollo, Solarpack está consiguiendo mantener un alto nivel de actividad de desarrollo como demuestra la consecución del proyecto Gorbea en India. A pesar de todo, esta situación de restricciones por el Covid podría aplazar aproximadamente dos o tres meses el comienzo de futuras construcciones. Con todo ello, la compañía ve inalterados los fundamentales de la energía solar fotovoltaica a largo plazo en cuanto a la competitividad, la versatilidad y la velocidad de implantación.