21 – 22 OCTUBRE, 2020, MADRID

El desarrollo de las energías renovables constituye uno de los puntos principales en la política energética en España, marcada por la necesidad de disminuir la dependencia energética del exterior, así como de reducir las emisiones de carbono y de cumplir con los compromisos medioambientales y de eficiencia contraídos.

Las energías renovables se han implantado de manera significativa en el sistema eléctrico español, en especial la generación eólica que con una potencia instalada a finales del año 2019 de 25.200 MW, así como la solar fotovoltaica con 7.800 MW de potencia instalada pero con expectativas de crecimiento muy importante en el marco de Plan Nacional integrado de energía y clima (PNIEC).

Para la integración en el sistema eléctrico de las energías renovables en condiciones de seguridad, por su alta variabilidad y su difícil predictibilidad, se precisan de instalaciones que puedan almacenar la energía excedentarias en momento de menor demanda y recurrir a ellas cuando la demanda fuera mayor que la energía que, en ese momento, ofrezcan las plantas de energías renovables. Estas instalaciones de almacenamiento son o de bombeo o, cuando la tecnología ofrezca soluciones de almacenamiento no solo diario si no también estacional, de baterías, que hoy están alcanzando un gran desarrollo a la espera de su escalación cuando alcance la viabilidad económica. A este respecto, puede jugar un papel importante el hidrógeno cuando su producción con los diferentes métodos que hoy se están investigando la hagan viable.

El almacenamiento a través de baterías, en general, y el bombeo, en particular, permite el aplanamiento de la curva de carga mediante el relleno de los valles de la curva de demanda, lo que mejora el factor de carga del equipo térmico y proporciona una reserva de acoplamiento rápido a la red.

Fundamentalmente el almacenamiento se demanda para proporcionar flexibilidad y gestionabilidad a la red, en especial, si se aspira a integrar elevados porcentajes de renovables.

Por todo ello, la Fundación de la Energía de la Comunidad de Madrid junto con la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Minas y Energía de Madrid han decidido celebrar este I Congreso de Almacenamiento de Energía ALEN’20, a fin de proporcionar a todos los asistentes una visión general de los diferentes sistemas de almacenamiento de energía a través de las experiencias prácticas de sus protagonistas, sus aplicaciones y sus posibilidades de desarrollo futuro.

Participe en el congreso como asistente

INSCRIPCIÓN