Bulb, la startup energética de mayor crecimiento en Reino Unido, lanza oficialmente en España tras conectar a más de 3.500 hogares españoles durante la fase beta. Con una lista de espera que superaba  los 2.000 usuarios antes de iniciar sus operaciones, la compañía empieza a operar a gran escala en el mercado español con un nuevo modelo sostenible que revolucionará el consumo de electricidad en el país: más barato, más verde y más fácil de entender. 

Bulb lanza oficialmente en España como primera parada en su expansión internacional fuera del Reino Unido, donde ha tenido un éxito rotundo. En tan solo 4 años, más de 1,7 millones de británicos se han pasado a la energía 100% verde de Bulb. En el primer año consiguieron 20.000 usuarios. En el segundo y tercer año, crecieron a un ritmo medio de entre 100.000 y 200.000 usuarios por año hasta alcanzar la cifra actual. Este ritmo de crecimiento tan exponencial avala la propuesta de la compañía, que ha desarrollado un modelo tecnológico único con el objetivo de ayudar a los ciudadanos a reducir su factura de la luz y sus emisiones de carbono

Bulb ha tenido muy buena acogida durante la fase de pre-lanzamiento, en la que abrieron un proyecto colaborativo con usuarios de la comunidad española para que participaran en la configuración del servicio en España. Más del 50% de los usuarios han participado activamente en la definición del producto. 

En Bulb hemos apostado en firme por España porque reúne las condiciones perfectas para el desarrollo de las energías renovables: es uno de los países con más horas de sol al día de Europa, lidera la instalación de contadores inteligentes y tiene también un gran potencial de crecimiento en el autoconsumo”, señala Hayden Wood, co-fundador y CEO de Bulb.

Por su parte, Iván Cabezuela, Country Manager de Bulb en España, afirma: “El sector energético es el segundo peor valorado por los consumidores españoles según la CNMC, debido a los altos precios, a la falta de transparencia y al mal servicio prestado. Hemos visto en estos meses que podemos mejorar estos problemas de los usuarios con una factura más simple, buenos precios, y un mejor servicio”. 

La startup, cuyos ingresos el pasado año quintuplicaron a los del ejercicio anterior, pasando de 203 millones de euros a 912 millones en 2019, ofrece una tarifa inteligente que garantiza que sus usuarios siempre pagan el mejor precio por la electricidad. De este modo, los usuarios de Bulb podrán ahorrar anualmente entre 100 y 150 euros en comparación con los planes estables de las grandes eléctricas españolas. Para operar con un precio más competitivo, la startup invierte de forma constante en tecnología, hecho que le permite automatizar procesos y ser más eficiente. 

Bulb ofrece energía 100% verde, principalmente solar, eólica e hidráulica, procedente de generadores de renovables en España. Desde su creación, la startup ha ayudado a su comunidad de usuarios a eliminar la emisión de más de 5,2 millones de toneladas de CO2. En España, cada ciudadano que se conecte a Bulb, podrá reducir su huella de carbono en 906 kilos de CO2 cada año, lo que equivale a la cantidad que 314 árboles pueden absorber.

El firme compromiso de Bulb con la sostenibilidad y el medio ambiente ha sido reconocido con la certificación B Corp, reservada para empresas con un alto impacto social y ecológico, y que son ejemplo de transparencia y responsabilidad. Hayden Wood apunta: “Creemos que las empresas tienen una responsabilidad social y ambiental más allá de la obtención de beneficios. Estamos convencidos de que las compañías tienen el poder y los medios para generar un impacto positivo, y más en momentos de crisis como el actual. En Bulb estamos comprometidos a crear un mundo mejor para nuestros empleados, nuestros usuarios y la sociedad en general”.