Este viernes 5 de junio se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente, un día declarado por la ONU en 1977 con el objetivo de concienciar a la población sobre la necesidad de preservar el medio ambiente y sensibilizar en el papel tan fundamental que tienen las comunidades en la cooperación para la sostenibilidad del medio ambiente para el futuro de la sociedad. 

Aunque la concienciación en la lucha por la defensa del medio ambiente está presente en la sociedad desde hace mucho tiempo, ahora ha tomado más importancia gracias al confinamiento producido por la crisis del Covid-19. De hecho, el 65% de los españoles valora ahora más la lucha contra la emergencia climática que antes del confinamiento, según el ‘Estudio MARCO: hábitos de consumo tras el Covid-19’. Sin embargo, este mismo estudio ha destacado que existe una diferencia si tenemos en cuenta el rango de edades. El 53% (11 puntos por debajo de la media) de los encuestados más jóvenes, con edades comprendidas entre los 18 y los 24 años, han cambiado su valoración en este sentido, frente al 74% (10 puntos por encima de la media) de los encuestados de entre  65 y 74 años.

Este dato revela que la conciencia sobre la lucha del cambio climático de los jóvenes es la que menos se ha visto modificada a raíz del Covid-19, ya que son el grupo de edad que más concienciado estaba antes de la crisis. Por tanto, las labores de concienciación entre la población más joven, sobre todo las realizadas en los colegios, han sido clave para ayudar a la concienciación por el medio ambiente.  

La motivación por educar en el respeto por la naturaleza y el cuidado del medio ambiente ha llevado al grupo Brains International Schools a crear el proyecto ‘Brains en Verde’, cuyo objetivo es crear en sus estudiantes una conciencia ambiental e involucrar también a las familias en este propósito. Este proyecto ha dado lugar a la Patrulla Verde, formada por alumnos para concienciar a otros alumnos, siendo así los verdaderos impulsores y líderes del cambio.  

De acuerdo con Cristina Escolar, responsable de Brains en Verde, “en el grupo educativo BrainsInternational Schools el respeto por la naturaleza y el cuidado del medio ambiente son valores que se inculcan durante toda la vida escolar de los alumnos. La importancia de mostrar a los niños todo lo que nos ofrece la naturaleza es esencial para formar verdaderos líderes del mañana, pues son los más pequeños los que disfrutan de la naturaleza con los cinco sentidos”.

A lo largo de todo el año los colegios del grupo Brains han desarrollado innumerables y llamativas actividades para sensibilizar a los alumnos y hacerles partícipes de los beneficios de luchar por preservar el medio ambiente. Actividades como el reciclaje, el cuidado del huerto del colegio o charlas a sus compañeros han sido clave para que todos los alumnos se sientan parte de un proyecto que no para de crecer. 

Uno de los retos a los que se ha enfrentado ‘Brains en Verde’ ha sido la crisis por el COVID-19, que ha privado a los alumnos de poder acudir a los centros, salir a la calle y relacionarse con la naturaleza, lo que dificultaba completar muchas de las actividades que plantea el proyecto. Sin embargo, eso no ha supuesto un problema para continuar con la labor medioambiental de Brains, pues el proyecto ha evolucionado a  ‘Brains en Verde’ pero en formato online bajo el lema “Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas… PUEDEN CAMBIAR EL MUNDO”.

Brains en Verde

Esta iniciativa se aprovecha ahora más que nunca de la tecnología, permitiendo compartir y difundir todas las acciones que realizan los alumnos en las redes sociales de @brainsenverde y a través de la plataforma online interna del colegio. 

El proyecto ‘Brains en Verde’ tiene como objetivo inculcar a los alumnos hábitos y actitudes ambientalmente más respetuosas, para que sean conscientes de que pequeños cambios en su día a día pueden ayudar a cambiar el mundo y mejorarlo. Para no centrarse solo en una fecha concreta como el Día Mundial del Medio Ambiente, el curso escolar se divide en 9 meses-9 retos, de manera que en cada mes se utiliza una ‘R’ y un ‘reto verde’: Reflexionar, Reducir, Reutilizar, Rechazar, Reciclar, Redistribuir, Retar, Revelar y continuar retando, y valoración de Resultados. 

También se ha invitado a reflexionar acerca de cómo la ausencia de nuestra presencia a causa del coronavirus ha mejorado en muchos aspectos la calidad de nuestro aire, de la capa de ozono, y del medio ambiente en general. Y con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, y aprovechando que ya se puede salir a la calle, se ha invitado a los alumnos a enseñar cómo han encontrado su entorno cuando han podido por fin salir a la calle.

Por último, los alumnos más mayores han compartido artículos para la revista online del colegio, plasmando sus inquietudes con respecto al medio ambiente y la situación actual tan excepcional que estamos viviendo, y reflexionar sobre lo que nos rodea de una forma en la que quizás, en otra situación, no hubieran podido. Con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente Rubén Rodríguez, alumno de 2º de Bachillerato Internacional de Brains International Schools, ha querido hacer un llamamiento a la unión y al sentimiento de comunidad para lograr un futuro sostenible: 

Aunque lo queramos negar, el Covid-19 es el golpe maestro que necesitaba la humanidad para poder reaccionar ante la catástrofe que se nos avecinaba. En estos tiempos, no nos ha quedado otra que unirnos codo con codo para poder salir de esta situación. En esta crisis sanitaria nos estamos dando cuenta de que por mucho que hayamos evolucionado, seguimos sin saber reaccionar ante una situación de gravedad. El virus nos ha hecho centrarnos (por primera vez) en los verdaderos problemas. Es hora de una vez por todas, de coger este aviso que la “madre naturaleza” nos está dando y utilizarlo como punto de inflexión. Ya es hora de que todos como especie nos unamos y nos centremos en buscar un futuro seguro y sostenible.