El estado de alarma obliga a los ciudadanos a permanecer en sus domicilios, por lo que el consumo de electricidad en las viviendas ha aumentado debido al teletrabajo, comidas, cenas y la elevada utilización de aparatos electrónicos. Este incremento se traduce en un incremento de la factura de la luz de unos 26 euros de media por cada hogar con cuatro miembros, es decir, un 50% más sobre un recibo habitual… Más