Desde FEGiCAT (la Federación de Gremios de Instaladores de Cataluña) queremos expresar nuestro total apoyo al Gobierno de la Generalitat de Catalunya y de España, al resto de administraciones y a los servicios de seguridad y salud, así como al resto de profesionales que trabajan arduamente para luchar y poner fin a la pandemia provocada por el Covid-19. En estos momentos, FEGiCAT está en contacto permanente con patronales y federaciones nacionales para mantener un posicionamiento claro y único delante de todos los agentes sociales y las administraciones.

Las empresas instaladoras son un colectivo especialmente afectado por la crisis. Nuestra actividad conlleva la normalización y el correcto funcionamiento de los servicios más básicos, al tiempo que garantiza la seguridad de las propias instalaciones y, consecuentemente, de sus usuarios. El artículo 18 del Real Decreto 463/2020 cataloga nuestro colectivo como esencial para el abastecimiento de la población y de los propios servicios esenciales, de la misma manera que lo hacen los comunicados emitidos por el Departamento de Interior del Govern de la Generalitat (PROCICAT).

Así pues, la actividad de las empresas instaladoras queda garantizada dada su condición de esencial. Es por este motivo que reafirman la necesidad de mantener activa nuestra intervención para garantizar el correcto funcionamiento de instalaciones tan básicas como hospitales, sectores considerados de primera necesidad, etc. y apelamos a la responsabilidad del colectivo, en estos momentos de incertidumbre y de Estado de Alarma y durante el período inicial marcado de 15 días, a priorizar las intervenciones urgentes y minimizar aquellas intervenciones que no sean estrictamente necesarias o con carácter de urgencia, eso sí, siempre con las máximas condiciones de seguridad para las personas y trabajadores, ya no sólo en los espacios de trabajo sino también durante los desplazamientos.

La situación actual es completamente anómala y está en manos de todos nosotros el poder revertir la expansión del Covid-19. Cuando antes finalice, antes se recuperará la normal actividad económica.

En este sentido, FEGiCAT ha trabajado junto con las federaciones nacionales (FENIE y CONAIF) para desarrollar los criterios interpretativos del Real Decreto 463/2020. Este documento está a disposición desde este mismo momento para el colectivo que representa FEGiCAT.

La situación excepcional del Covid-19 requiere una respuesta rápida y ágil de todas las instituciones. Los gobiernos catalán y español deben habilitar los mecanismos necesarios que permitan a las pymes y autónomos de nuestro colectivo afrontar las situaciones que con toda probabilidad se irán desarrollando en los próximos días y semanas para poder garantizar los servicios más básicos relacionados con la electricidad, combustibles, agua potable, aguas residuales, gas, las telecomunicaciones, frío industrial, etc.

Ante esta situación y para garantizar los derechos esenciales y la seguridad de las instalaciones y las personas, de acuerdo con lo recogido en el Real Decreto 463/2020, por el que se declara el Estado de Alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19, FEGiCAT solicita a los gobiernos catalán y español la adopción de las siguientes medidas que se consideran prioritarias:

Identificar el colectivo de empresas instaladoras como sector estratégico y esencial. Homologar un sistema de identificación que permita la libre actividad de las empresas instaladoras.
Condonación de las cotizaciones sociales para pymes y autónomos hasta la finalización de la clasificación de estado de pandemia anunciado por la OMS,. Aplazamiento del pago del IVA y compensación de las deudas fiscales.

Condonación del pago del IVA sobre aquellas facturas que no hayan sido ejecutadas en tiempo y forma durante el período de la clasificación de estado de pandemia anunciado por la OMS.
Anticipación y agilización de la devolución del IVA para aquellas pymes y autónomos que lo hayan solicitado antes del cierre del 2019.

Ejecución con carácter inmediato de las facturas pendientes de la Administración Pública.
Ampliación del fondo de contingencia para proporcionar créditos y préstamos «blandos» con un interés igual o cercano al 0% y con un período de carencia vigente hasta la finalización de la clasificación de estado de pandemia anunciado por la OMS. Agilización y simplificación en relación a la tramitación de los ERTEs (Expedientes de Regulación Temporal de Empleo) para evitar despidos definitivos.

Aplazamiento de los pagos de los contratos de alquiler e hipotecas de los locales donde se ubiquen las empresas instaladoras.

10. Aplazamiento de los pagos de renting de vehículos y maquinaria, así como otros suministros de pago mensual.
11. Aplazamiento de los pagos de los créditos.
12.Aumento de las medidas flexibilizadoras establecidas en los convenios siderometalúrgicos de las cuatro provincias de Cataluña.

Queremos transmitir desde la Federación, las asociaciones miembros y todos los profesionales y colaboradores que forman parte activa de esta, nuestro compromiso para continuar trabajando con la máxima dedicación y fuerza posible para dar respuesta a las inquietudes del sector con la mayor celeridad posible. La base de la economía de un país son las empresas y nuestro colectivo es una pieza clave para la recuperación del país y el mantenimiento de sus servicios esenciales.