España acaba de conseguir sus dos primeros laudos favorables en el frente internacional de las renovables. Tras perder una docena de casos que suman 1.000 millones de euros en indemnizaciones, y tras cambiar la ley para aplacar a los fondos, el Ciadi ha dado la razón al Estado frente a dos inversores extranjeros. La empresa pública de electricidad de Múnich y el fondo BayWa, que pedían 484 millones de euros por los recortes de primas a las renovables con el PP, han visto desestimadas casi todas sus reclamaciones. Estos dos laudos favorables suponen ahora un nuevo problema, porque el Gobierno acaba de aprobar un decretazo para que los inversores desistan de esos procedimientos y se acojan a la nueva retribución, que les garantiza un 7,4% de rentabilidad. Así, los que han perdido podrán recibir más dinero del que les correspondería… Más