La Plataforma Pymes pide a la Comisión Europea y a las Naciones Unidas la creación de una conferencia mundial que aborde la necesidad urgente de sentar las bases de un nuevo capitalismo, denominado como capitalismo inclusivo, que afronte la crisis económica y social, de la misma forma que se responde a la gravedad de la crisis climática a través de la COP25.

La asociación no quiere perder la ocasión que brinda la celebración del 2 al 13 de diciembre de la 25ª Cumbre del Clima en Madrid, para poner de manifiesto la situación de gravedad económica, social y política que están viviendo casi todos los países del mundo y que se estaría manifestando a través de innumerables levantamientos sociales, así como por situaciones de bloqueo político, como ha ocurrido con el cambio de sede de la COP25 a petición del país organizador, Chile, a menos de un mes de su inicio.

Para la Plataforma Pymes es primordial cambiar al modelo del capitalismo inclusivo, donde las Pymes y los autónomos serían actores principales y se aspiraría a una mejora de la productividad y del potencial de crecimiento de la economía. Además, se generarán efectos positivos que se extenderán a todos los sectores, contribuyendo a la redistribución de rentas entre la población de un modo ex ante, a través de la formación justa de precios, y no de la forma ex post actual, a través de la vía impositiva y las ayudas públicas. En estos cambios es importante resaltar la seguridad jurídica como valor irrenunciable, al que no solo tenemos derecho sino también, y muy principalmente, el deber de proteger como uno de los pilares fundamentales de nuestro sistema democrático.

En palabras del presidente de la Plataforma Pymes, José Luis Roca: “El capitalismo inclusivo se fundamenta en una economía de mercado social y equitativa, basada en la igualdad de oportunidades y competencia entre empresas, y el compromiso con la sociedad y su entorno, basado en un crecimiento económico sostenible y con seguridad jurídica como un valor irrenunciable”.

El modelo económico del capitalismo neoclásico lleva dando señales de agotamiento desde 2007, lo que se une a la política monetaria no convencional y acomodaticia utilizada por los Bancos Centrales, como único mecanismo para solucionar los graves problemas económicos que padece la economía mundial. Este sistema favorece la creación de rentas excesivas de superstars firms, oligopolios y monopolios (winner takes-almost-all) que incrementan los costes de producción de las Pymes.