Amberes, Helsinki, Las Palmas de Gran Canaria, Logroño o Cáceres son algunas de las ciudades que ya reflejan el impacto positivo de la tecnología de Minsait, una compañía de Indra, en la gestión diaria de sus servicios y la calidad de vida de las personas que las habitan. 

El director de Smart Cities de Minsait, Alberto Bernal, dio a conocer algunos de los datos durante su intervención en la sesión “Data Visualization and Civic Indicators”, que tuvo lugar hoy martes, día 19 de noviembre, en el marco del Smart City Expo World Congress de Barcelona. 

“Los proyectos que estamos desarrollando, así como las capacidades analíticas y de simulación de nuestra solución Onesait Government Cities, nos permiten obtener datos significativos sobre el impacto económico, la calidad de los servicios y la satisfacción de los habitantes de las ciudades en las que estamos trabajando, como ahorro en agua, mejora de la calidad del aire, reducción de los tiempos de resolución de peticiones del ciudadano o incremento de los ingresos en pequeños comercios”, afirma Alberto Bernal.

En el marco de Select for Cities, un relevante concurso de Compra Pública Pre-Comercial (CPP), Minsait ha desarrollado una plataforma de gestión de Smart Cities con proyectos piloto para contribuir a resolver retos como la reducción de las emisiones contaminantes y mejora de la calidad del aire en Helsinki, o medir el índice de confort en Amberes con el objetivo de impulsar la actividad del comercio local. 

La iniciativa se enmarca en el ambicioso plan de investigación e innovación Horizonte 2020, financiado por la Unión Europea, y tiene como principal objetivo el diseño, desarrollo y despliegue de plataformas digitales basadas en el llamado “Internet of Everything” (IoE en sus siglas en inglés) para mejorar la calidad de vida y los servicios ciudadanos en Europa a través de las más avanzadas tecnologías.

Menos costes y mejor atención  

El proyecto en Las Palmas de Gran Canaria también está aportando importantes beneficios derivados de su enfoque transversal en la gestión de servicios urbanos. Según las previsiones de Minsait, el impacto se podrá traducir en significativos ahorros en el consumo de agua para riego y coste del servicio de recogida de residuos o en incrementos de la tasa de reciclaje de la ciudad.  

En el caso de los consumos hídricos, la mejora vendrá dada gracias al estudio y análisis de diferentes variables meteorológicas junto a la detección temprana de fugas y averías en la red de irrigación. El ahorro previsto es muy significativo para el Ayuntamiento debido a que el gasto en agua representa el 17% del total del presupuesto del programa de parques y jardines. Asimismo, la gestión inteligente y centralizada de parques y jardines estima reducciones del 15% en los costes de operación.  

Las acciones emprendidas en el proyecto de Smart Logroño se están traduciendo en beneficios como una atención más ágil a través de múltiples canales (voz, e-mail y web chat), reflejada en reducciones de hasta un 25% en los tiempos de resolución de solicitudes, quejas o sugerencias que los ciudadanos. Entre junio de 2018 y abril de 2019, se han atendido cerca de 40.000 llamadas, de las que más de 17.200 se han derivado de forma automática para su distribución y contestación entre las distintas unidades municipales.

El turismo inteligente es otra de las apuestas más firmes de Minsait para impulsar las economías locales. Según estimaciones de la compañía, el proyecto “Patrimonio Inteligente” que está desarrollando en Cáceres podría incrementar hasta un 5% el número de pernoctaciones y de visitantes, así como aumentar hasta un 10% el número de empleos en el sector. 

Minsait acaba de finalizar la instalación en la ciudad extremeña de un sistema de sensorización en varios edificios de interés turístico y zonas estratégicas que permite ahorrar costes de conservación del patrimonio y establecer de una forma más fiable el perfil y número de turistas que visita la ciudad para dirigir y personalizar la oferta a través de canales digitales.