Schneider Electric, transformación digital de la gestión energética y la automatización, ha sido reconocida por Foment de Treball con el Premio Carles Ferrer Salat por su fuerte apuesta por la innovación. La patronal catalana ha querido premiar a la empresa por haberse mantenido a la vanguardia en sus más de 180 años de historia, con una mentalidad innovadora que siempre ha formado parte de su ADN.

El jurado tuvo en cuenta en su decisión la potente apuesta que Schneider Electric está haciendo por el ecosistema y por el programa Innovation at the Edge, que abre las puertas a la innovación que se está desarrollando actualmente en distintas startups, empresas y universidades buscando nuevas respuestas y desarrollos tecnológicos en los ámbitos de la gestión energética, la sostenibilidad y la inteligencia artificial que ayuden a acelerar el crecimiento empresarial siempre con el foco puesto en la mayor sostenibilidad del planeta.

Josu Ugarte, presidente de Schneider Electric para la zona ibérica, recogió el premio de manos de la alta dirección de Repsol. El acto contó con la presencia de la ministra de Economía y Empresa Nadia Calviño; la ministra de Defensa Margarita Robles; la ministra de Hacienda María Jesús Montero; y cuatro consellers (Pere Aragonès, Chakir el Homrani, Àngels Chacón y Damià Calvet); además de una amplia representación del tejido empresarial español.

“Ninguna compañía que trabaje en solitario logrará el éxito en este escenario disruptivo. Crear un ecosistema innovador implica trabajar con un amplio portafolio de empresas y Partners. Nosotros trabajamos mano a mano con emprendedores, Partners tecnológicos, startups, universidades… Esto nos permite probar nuevas tecnologías o modelos comerciales más ágilmente”, comenta Josu Ugarte, presidente de Schneider Electric Iberia.

En la lectura del premio, Schneider Electric vio también reconocida su apuesta por fomentar el negocio en España tras la celebración hace escasas semanas del Innovation Summit, evento mundial de referencia que sirvió de punto de encuentro de más de 3.500 expertos que debatieron durante dos días sobre el futuro de la gestión energética y la automatización industrial.