Mejorar la eficiencia energética de los sistemas de accionamiento de motor para vehículos eléctricos o fuentes de alimentación CC-CC significa un aumento continuo de las velocidades de conmutación en los inversores. Al mismo tiempo, el comportamiento inductivo de los sensores de corriente siempre provoca un cambio de fase entre el voltaje y la corriente cuando se mide la potencia de CA a frecuencias más altas. Ignorar esto puede tener un gran efecto en sus resultados de medición.

La buena noticia es que no es necesario preocuparse demasiado por el cambio de fase si las frecuencias en su dispositivo de conmutación permanecen por debajo de 10 kHz. La mala noticia es que también debe considerar los armónicos en el análisis de potencia porque los sistemas de conmutación de alta velocidad generan armónicos de alto orden. Así que solo mirar la frecuencia de conmutación no es suficiente.

Usemos un elemento de conmutación SiC-MOSFET con una frecuencia de conmutación de solo 20 kHz como ejemplo. Es muy probable que conozca muchas aplicaciones basadas en la tecnología SiC con frecuencias de conmutación muy superiores a 20 kHz, pero queremos mostrarle que el cambio de fase tiene un efecto medible incluso en ese nivel.

Cuando se utiliza un analizador de potencia en una aplicación de medición de potencia de alta precisión, es típico utilizar sensores para medir corrientes. Una de las razones de esto es porque una medición de entrada directa con derivaciones no proporcionaría la precisión requerida cuando se miden altas corrientes a frecuencias más altas.

Sin embargo, todos los sensores de corriente en el mundo exhiben un error de fase de aumento gradual en la región de alta frecuencia debido a las características inductivas del núcleo magnético y los circuitos del sensor. Además, las diferencias en el diseño de varios modelos de sensores hacen que la magnitud de este error varíe.