Diez meses después del lanzamiento de la ‘Tarifa Justa’, en octubre de 2018, Holaluz cuenta con más 210.000 clientes. La presentación de la primera y única tarifa plana real del mercado español ha supuesto un crecimiento de clientes superior al 35%. Sin penalizaciones ni sobrecostes por límites horarios o de consumo de energía, pueden beneficiarse de esta tarifa los nuevos clientes domésticos y los actuales. 

La cuota personalizada se adapta a los hábitos y necesidades de cada hogar. El importe se calcula en base a los datos de consumo y, gracias a la gestión interna de esta información, Holaluz ofrece una cuota con todo incluido (impuestos también) que permite a los clientes olvidarse de la gestión energética de su casa y evitar imprevistos. Con un consumo responsable, los clientes disfrutan de la energía que necesitan y cuando la necesitan. 

La ‘Tarifa Justa’ representó un paso adelante en la relación de confianza de la compañía con sus clientes, ya que propuso un pacto a tres bandas: el cliente, Holaluz y el Planeta. El 77% de los clientes de la ‘Tarifa Justa’ ha cumplido este pacto y un 40% de estos, además, obtendrá una rebaja en la cuota del segundo año. 

La ‘Tarifa Justa’ ha sido la primera que confió en las personas que ya hacen un uso responsable de la energía y que tienen una actitud comprometida con el Planeta. No obstante, un 15% ha hecho un mal uso de la tarifa, siendo irrespectuosos con el Planeta e incumpliendo este pacto. 

Fundada hace ocho años, Holaluz tiene como objetivo establecer una sincera relación de confianza con sus clientes para, de forma conjunta, construir una empresa cimentada en la honestidad, la transparencia y un futuro 100% renovable gracias a la energía verde. Unos valores que permitieron a Holaluz convertirse en la primera eléctrica europea en recibir la certificación B Corp, un sello que engloba a más de 2.400 firmas de 50 países y cuyo objetivo es dar visibilidad a empresas que, más allá de generar beneficios económicos, innovan para maximizar su impacto positivo en los empleados, en las comunidades donde sirven y en el medio ambiente.

Holaluz ha querido explicar la ‘Tarifa Justa’ como un pacto a tres bandas, dando visibilidad así al Planeta Tierra y a las consecuencias que nuestros actos comportan en él. Cuando hablamos de tarifa plana ilimitada, hablamos de “estar a gusto”, no de malgastar la energía. 

En este pacto a tres, el cliente no tiene que cambiar absolutamente nada. Puede seguir utilizando la energía como siempre. De la misma forma que lleva años sin mirar cuántos minutos ha llamado a tal o cual número o navegando en internet sin estar pendiente de la hora, puede disfrutar de un servicio de luz con una cuota mensual cerrada y sin más complicaciones.