La Federación de Gremios de Instaladores de Catalunya se reunió el pasado jueves, 5 de septiembre, con el Conseller de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia, el Sr. Chakir El Homrani Lesfar, y el Secretario General, el Sr. Josep Ginesta, con el objetivo de trasladar y argumentar las diferentes problemáticas principales que dependen de esta Conselleria y que afectan la actividad de miles de empresas en Cataluña.

La tecnificación de la actividad de las empresas instaladoras y el crecimiento y buenas perspectivas de futuro de las energías renovables, en especial la fotovoltaica, ha provocado que las empresas instaladoras tengan la necesidad de incorporar a sus estructuras personal cualificado para desarrollar estas tareas. Actualmente, el mercado laboral nacional no da respuesta a estas necesidades y existe una falta importante de personas especializadaspara poder desarrollar las tareas requeridas.

En contrapartida, la profesión del sector representado por FEGiCAT es uno de los que ofrece salarios más altos con más contratos indefinidos, siendo esta una profesión cada vez más tecnificada y relacionada directamente con la gestión energética. También se expusieron las problemáticas que hay a la hora de contratar profesionales de diferentes nacionalidades. Con un índice de paro del 24,5% en jóvenes de entre 16 a 24 años y del 11,2% en total (según datos del 2o trimestre de 2019 del IDESCAT), no es justificable ni razonable que las empresas sufran a la hora de encontrar personal cualificado. La Conselleria de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia se ha comprometido en iniciar una mesa de trabajo con el Servei d’Ocupació de Catalunya, la Dirección General de Formación Profesional y FEGiCAT para tratar esta problemática a fondo y buscar soluciones.

FEGiCAT también expuso su preocupación sobre el intrusismo y las acciones que se estaban llevando a cabo para luchar contra aquellas personas y organizaciones fuera del ámbito legal y que compiten deslealmente contra las empresas que desarrollan sus tareas dentro del marco legal, tanto fiscal como técnico. En este sentido, habilitará a través de las asociaciones que la forman, un canal de denuncia anónima para que la Inspección de Trabajo actúe rápidamente.

También la Conselleria adquirió el compromiso de trabajar conjuntamente para explorar la posibilidad de que los cuerpos policiales locales puedan trabajar conjuntamente con Inspección de Trabajo de Cataluña para actuar en las zonas donde se concentra más actividad ilegal.

En el marco de la formación, FEGiCAT expuso su preocupación por el cierre de líneas de formación profesional en los centros públicos de formación y por la falta de comunicación que la Administración realiza para dar a conocer las necesidades actuales del mercado laboral, sus condiciones y las perspectivas de futuro. FEGiCAT indica que es más necesario que nunca que la Estrategia Catalana de Formación y Cualificación Profesionales (2020- 2030) se implemente con la máxima agilidad posible.