En enero de 2019 se ha puesto en marcha la primera de las instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo que, a modo de prueba piloto, decide acometer el Servicio Riojano de Salud, con la intención de optimizar el gasto energético de los centros de atención primaria y de atención especializada que están bajo su tutela en la Comunidad Autónoma de La Rioja.

La instalación de autoconsumo permitirá la generación de un 20% (33.970 kWh/año) de la energía anual consumida por el centro de salud, de forma sostenible, a un menor coste que la energía eléctrica comprada en la compañía comercializadora y con un origen 100% renovable, libre de emisiones de efecto invernadero. Esto supone una reducción directa de emisiones de 12,79 Ton CO2 anuales, y una reducción indirecta por la ausencia de uso de redes de transporte de 1,8 Ton CO2/año adicionales.

La instalación está completamente monitorizada y el cliente tiene en todo momento, a través de aplicaciones Android e iOS, acceso a sus datos de generación y a la ratio de autoconsumo alcanzada con la misma.

Esta nueva instalación de autoconsumo fotovoltaico lleva ya 7 meses funcionando a pleno rendimiento, sin paradas y habiendo conseguido su récord en la ratio de autoconsumo el día 30 de junio con una lectura diaria del 47,2%.

Cada kWh generado por la instalación y consumido en el Centro de Salud es un 40% más barato que la energía adquirida de la red, además contribuye a la desaturación de las redes de distribución y a la reducción de la contaminación asociada a la producción, transporte y distribución de energía eléctrica.

Es, sin ninguna duda, una realización que tendrá continuidad por su propio éxito y que servirá de ejemplo para otras administraciones públicas y para el público en general.