El próximo G7 se reunirá en Biarritz del 24 al 26 de agosto de 2019. Al acercarse este acontecimiento y como continuación de la primera jornada de «Diálogo G7» con la sociedad civil, Surfrider Foundation Europe desea que se expongan objetivos claros por parte del G7 sobre la consideración del calentamiento global y, más específicamente, sobre la protección del océano.

Para responder a este desafío e incluirlo en las negociaciones, Surfrider Europe organiza un «Pabellón por el Océano» En esta reunión previa a la cumbre que reunirá a personalidades políticas, expertos científicos y económicos internacionales, deportistas de alto nivel y representantes de la sociedad civil, se presentarán propuestas antes del encuentro del G7 para interpelar a las grandes potencias sobre la urgencia de la protección del océano e incitarlas a asumir compromisos y aplicar políticas concretas. 

Un formato inédito para aportar respuestas a la altura de los retos medioambientales a nivel mundial 

El presidente de Francia, Emmanuel MACRON, se ha comprometido a juntar a actores clave de la sociedad civil en la preparación y las reflexiones previas del G7 francés. 
Inspirados por esa promesa y para asegurarse de que la protección del océano sea tenida en cuenta, Surfrider Foundation Europe ha querido aprovechar esta oportunidad para organizar un «Pabellón por el Océano». Esta reunión previa a la cumbre tiene el objetivo de presentar a los dirigentes del G7 los retos relativos a la protección del océano a nivel internacional.  
Este Pabellón reunirá, durante cuatro día de conferencias y talleres, a casi 80 personalidades de primer orden, entre los que se encuentran representantes políticos, expertos internacionales y agentes de los ámbitos científico, económico, deportivo, político, asociativo en torno a cuatro temas que abarcan los principales retos con respecto a la protección del océano: 

  • Océano, deporte y turismo sostenible 
  • Océano y biodiversidad 
  • Océano y contaminación de plásticos 
  • Océano y clima 

Este formato inédito ofrecerá un marco privilegiado para dar impulsos y promover soluciones concretas. De hecho, al final de este proceso, se redactará oficialmente una declaración que integre propuestas a favor de la protección del océano para que sean debatidas e incluidas en las negociaciones internacionales del G7. 

El océano es el primer recurso en sufrir el impacto del cambio climático. 
Se está deteriorando continuamente y hay que tener en cuenta que juega un papel importante en la regulación ambiental del planeta al generar la mitad de su oxígeno. Así pues, la contaminación por plásticos, que ha entrado en la cadena alimenticia, costará la vida de 100 000 mamíferos marinos al año. En solo 40 años, hemos perdido la mitad de los corales del mundo. 

De un modo más amplio, el sondeo Opinion Way realizado para el Y7[1] y relativo a todas las formas de lucha contra las desigualdades ilustras una expectativa sin precedentes de los franceses sobre la consideración de los retos medioambientales: el 72 % de ellos afirman querer declarar el estado de emergencia climática después del verano[2].

Para Florent Marcoux, director de Surfrider Foundation Europe: «Frente a esta emergencia climática, es esencial que su preservación esté en las negociaciones del G7. Después del acuerdo de Mercosur y el G20, el G7 no puede ser una ocasión  perdida para el clima y el océano. A través del Pabellón por el Océano queremos adoptar un enfoque constructivo de sensibilización, no de protesta. Es toda la sociedad civil la que se moviliza para interpelar a la comunidad internacional a ir más allá de las declaraciones de intención y pasar a la acción.»

Surfrider Europe espera que las potencias mundiales vean la protección del océano como una preocupación global y que se establezca un mapa de ruta claro para reforzar la reglamentación en este sentido.