La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, y el presidente de la Fundación Ecología y Desarrollo (Ecodes), Víctor Viñuales, han firmado hoy un convenio de colaboración para la ejecución de un proyecto de atención directa a hogares vulnerables para hacer frente a la pobreza energética.

El objetivo de este convenio es dar continuidad al trabajo llevado a cabo los años 2017 y 2018 para reducir el importe de las facturas de energía en los hogares vulnerables y mejorar el confort de los mismos, a través de un asesoramiento personalizado a los colectivos que sufren pobreza energética o están en riesgo de ello en Aragón.

Broto ha destacado que “desde el inicio de la legislatura el Gobierno de Aragón tuvo claro que debía combatir la desigualdad de la sociedad, un problema grave, y que había que contribuir a que esa desigualdad tuviera las mínimas consecuencias en las condiciones de vida de las familias”.

En relación con la energía, ha puntualizado, se trabajó para evitar que las familias tuvieran cortes de suministro energético por impago. No obstante, ha añadido, era necesario garantizar “el derecho a la información” de las familias vulnerables, que supieran cómo utilizar la energía adecuadamente y este el objetivo de este convenio.

Por su parte, Víctor Viñuales ha enumerado los múltiples “cobeneficios” que reporta este acuerdo. Además del ahorro para las familias, ha dicho, también supone un ahorro para el Gobierno de Aragón que se hace cargo de las facturas que no pueden pagar, “también gana el clima por la reducción de emisiones y gana la economía española porque la mayoría de combustibles fósiles se tienen que importar”, ha explicado.

Según el proyecto, Ecodes estará en contacto y se coordinará con aquellos municipios donde se localizan los puntos de atención. En el caso de Huesca, se ubican en Barbastro, Monzón y Sabiñánigo. En Teruel, hay puntos de atención en Andorra, Valderrobres, Híjar, Albalate del Arzobispo, Alcañiz, Calanda, Calamocha, Alcorisa, Teruel, Monreal del Campo y Mora de Rubielos. Asimismo, en la provincia de Zaragoza se atenderá en Alagón, Calatayud, La Almunia, Illueca y Tarazona.

Ecodes se encarga de la gestión de estos puntos de atención, así como de la coordinación de las citas, donde llevará a cabo el asesoramiento energético.

La entidad mantendrá, difundirá y formará sobre ENERSOC a los profesionales de los servicios sociales, una herramienta online de diagnóstico energético que permite realizar un asesoramiento personalizado a través de un cuestionario. Según los resultados de este cuestionario, se hace un informe de optimización de contratos de suministro energético y se dan una serie de recomendaciones de hábitos de consumo eficiente y de implementación de medidas de bajo coste en los hogares.

También llevará a cabo un acompañamiento a las familias en la implementación de las medidas propuestas (solicitud de bono social, reducción de potencia, cambio de tarifa…) y hará un seguimiento de los casos atendidos, analizando los resultados obtenidos.

El Gobierno de Aragón, a través del Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales, aporta una cuantía de 50.000 euros para el desarrollo del programa. Asimismo, colabora en la difusión del mismo, a través de la web y en los centros de servicios sociales de todo el territorio.

Datos

En 2018, el número de familias atendidas fue de 296 en 59 puntos de atención. De estas, el 75% tenía derecho al Bono Social, y solo el 23% los estaba disfrutando por lo que se iniciaron las gestiones oportunas para solicitarlo.

Según un análisis de los resultados obtenidos, el ahorro potencial conseguido con la aplicación de las recomendaciones de optimización de contrato emitidas a las 296 familias atendidas ascendió en 2018 a 62.827 euros, con una medida de 212 euros por familia, lo que supone un ahorro del 31% de las facturas. A este se suma el ahorro obtenido por la implementación de los hábitos de consumo eficiente y las medidas de microeficiencia en los hogares.