La empresa malagueña Acristalia, líder especialista en cerramientos eficientes e innovadores desde hace veinte años, ha apostado por la redefinición de su consumo energético con la instalación de 1.920 paneles fotovoltaicos de la mano de la compañía cordobesa EnchufeSolar, que cuenta ya con más de tres megawatios de producción en soluciones de autoconsumo, lo que ha hecho de ella la empresa andaluza de referencia en el sector.

Ahora, la unión entre estas dos empresas va a llevar a Acristalia a la puesta en marcha de dos proyectos que generarán más de 633.000 Wp (Watios Pico) que le permitirán autoproducir con energía solar hasta un 69,6% de su consumo actual. Este proyecto va a convertir a esta planta solar en la mayor instalada nunca por una empresa en Andalucía. 

La decisión de esta compañía malagueña, que comenzó a operar en 2007 y que ha llevado sus soluciones a una quincena de países, se encuentra alineada con el compromiso de desarrollo sostenible, así como con sus objetivos de eficiencia dentro de su estructura de negocio. 

En este sentido, además de la optimización del coste en energía, la firma ha atendido a la capacidad de adaptación y flexibilidad del modelo y a las preferencias de sus clientes a la hora de escoger productos responsables con el medioambiente. 

De hecho, la instalación de estos 2.000 paneles solares, un proyecto que se amortizará en un plazo de cinco años, contribuirá a reducir la emisión de un total de 393 toneladas de CO2 al año, equivalente a plantar 786 árboles. 

Antonio García, gerente de Acristalia, añade a todo ello la importancia de poder desarrollar una estrategia de reducción de costes en el largo plazo: “consideramos la inversión de estos proyectos energéticos como un ahorro y una amortización al mismo tiempo, lo que nos motiva a querer ampliarla: de aquí a un año, nos gustaría llegar a producir hasta un gigawatio”.

Por su parte, Daniel Montilla, CEO de EnchufeSolar, remarca que “los proyectos fotovoltaicos emprendidos contribuyen a un mejor cumplimiento de los objetivos estructurales y corporativos de Acristalia”. Igualmente, Montilla pone de manifiesto que “el creciente número de compañías que están sumándose a dar el paso al autoconsumo comprueba que su impacto positivo se extiende más allá del ahorro en la factura”.