‘Bases científico técnicas para la mejora de la calidad del aire en España’ es el título del foro tecnológico que comienza hoy en Valencia, de la mano de la Fundación Naturgy, la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), la Generalitat Valenciana y el Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua del CSIC (IDAEA-CSIC).

La contaminación del aire representa un importante riesgo ambiental para la salud de las personas y la disminución de sus niveles puede incidir directamente en la reducción de la morbilidad por accidentes cerebrovasculares, cánceres de pulmón y neumopatías crónicas y agudas. Así lo indica la Organización Mundial de la Salud (OMS), que señala que sólo una de cada diez personas vive en una ciudad que cumple con los valores guía de calidad del aire.

Las propuestas para tratar de mitigar la contaminación urbana son múltiples en función de las características de cada ciudad. Administraciones, empresas y la comunidad científica están avanzando en la adopción de medidas, pero es necesario seguir profundizando en las causas, mediciones y propuestas de actuación necesarias para luchar contra este problema que afecta a nuestras ciudades, de ahí la importancia de este foro especializado de alcance nacional.

El objetivo de estas jornadas es analizar las causas de la baja calidad del aire que tenemos actualmente en nuestras ciudades y las consecuencias negativas para la salud humana. Expertos de toda España debatirán sobre el estado actual y pondrán en común planes de mejora y propuestas de actuación que se están desarrollando. Entre las ponencias previstas, se hablará también de cómo avanzar en la elaboración de los inventarios de emisiones, y se tratarán problemas específicos como el ozono y la quema de biomasa.

Para la directora general de la Fundación Naturgy, María Eugenia Coronado, “con estas jornadas pretendemos poner el foco en un problema, la mala calidad del aire, cuyos efectos adversos ya son una realidad y para el cual la búsqueda de soluciones requiere de la actuación de todos”.

Consecuencias también económicas

Además de las consecuencias para la salud, la mala calidad del aire tiene también consecuencias para la economía, pues, según el Banco Mundial en términos de pérdidas de bienestar total para España en 2013, se estima en 49.331 millones de dólares, lo que representa el 3,4% del Producto Interior Bruto (PIB). Son datos recogidos en la publicación ‘La calidad del aire en las ciudades. Un reto mundial’ de la Fundación Naturgy, cuyo coordinador Xavier Querol, profesor de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), participará también en las jornadas de Valencia.

Otros expertos que expondrán durante estos tres días serán Maj Britt Larka, subdirectora general de Calidad del Aire y Medio Ambiente Industrial, del Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO); Alberto Campos García, director del Programa. D.G. de Biodiversidad y Calidad Ambiental del MITECO; Joan Piquer Huerga, director general de Cambio Climático y Calidad del Aire de la Generalitat Valenciana; Eliseo Monfort, catedrático de Ingeniería Química de la Universitat Jaume I; o Marta García Vivanco, investigadora en CIEMAT.

Las jornadas tendrán lugar en el salón de actos de la Ciutat Administrativa 9 d’Octubre – Edificio B de la Generalitat Valenciana, durante los días 11, 12 y 13 de junio en sesiones de mañana y tarde, a excepción del día de la inauguración, que será a las 15h.